Sabemos que siempre estás de arriba abajo y que planear algo tan importante como tu mudanza no puede tomarte más tiempo del necesario. Por eso te damos estos consejos para organizar tu cambio de casa sin dejar ningún cabo suelto, sólo sigue estos pasos:

  1. Notifica a tus proveedores de servicios sobre tu mudanza para que no tengas problemas al recibir el periódico, el cobro del teléfono, de tu sistema de televisión de paga, las notificaciones del banco u otros avisos importantes. Avisa a todos aquellos que deban tener tu nueva dirección.
  2. Liquida tus cuentas de luz, gas, agua y teléfono. Muchas veces estas cuentas se tienen que cancelar y el proceso puede llevar tiempo, es mejor estar prevenido y pedir informes sobre los documentos o trámites que necesitas realizar para finiquitar tus contratos o hacer el cambio de nombre.
  3. Revisa si en tu nuevo edificio, condominio o fraccionamiento tienen alguna restricción de horario para mudanzas. En la actualidad, casi la mayoría de los conjuntos residenciales tienen reglas para evitar causar molestias a los vecinos o por razones de seguridad. Acércate con la persona encargada de dar esta información.
  4. Realiza un inventario de los artículos que vas a mudar. Esto es importante para poder solicitar presupuestos con las compañías de mudanzas. Además, te ayuda a tener en cuenta los artículos guardados que, aunque no son de uso regular, tienes que contemplar para el nuevo domicilio.
  5. Clasifica tu inventario. Una vez hecho, pon una “X” antes del nombre de cada cosa que ya no te sea útil.
    • Luego marca en el inventario respondiendo para cada artículo a las siguientes preguntas:
    • ¿Necesitas que algún especialista lo desconecte, desarme o desinstale?
    • ¿Alguno de estos artículos requirió alguna maniobra especial para meterlo a tu casa actual?
    • ¿Alguno requiere protección especial?
    • ¿Cuáles artículos debes desempacar de inmediato en tu nueva casa?
    • ¿Es un artículo de valor o que tenga que viajar contigo?
  6. Contacta a los especialistas necesarios que hayas identificado durante la clasificación del inventario. Necesitarás su ayuda al armar y desarmar muebles o conectar tus electrodomésticos. No olvides conseguir los materiales de empaque necesarios para cada objeto. Los venden las propias empresas de mudanzas, las tiendas especializadas en materiales para envolturas o empaque u objetos de oficina. Ten muy presentes los artículos que marcaste como frágiles.
  7. Comienza a empacar.

Tips para empacar

  • Evita empacar artículos flamables o que puedan hacer explosión al golpearse o presionarse.
  • Descongela y limpia el refrigerador y el congelador.
  • Empaca en una caja especial los artículos esenciales. En ellas debes contemplar los artículos necesarios para pasar la primera noche, como cobijas, ropa para el día siguiente, jabón y artículos de tocador y quizá algo de comida no perecedera.
  • Separa las cosas que llevaras contigo y carga la batería de tu teléfono móvil.
  • Para cuando llegue el personal de mudanza, deberás tener en tu vehículo o en el nuevo domicilio aquellos artículos que tengan que viajar contigo. Generalmente son artículos de valor o cosas que no quieres poner bajo el resguardo de alguien más.

Tips en el momento de la mudanza

  • Revisa todas las habitaciones para evitar que olvides algo.
  • Procura repasar la parte superior de los clósets o las alacenas, es importante ver las áreas que no son tan visibles por cualquier duda.
  • Asegúrate de que el conductor tenga la dirección correcta y tu número de teléfono para poderte contactar en cualquier momento.
  • Procura llegar a tu nueva casa antes que la mudanza. Quizá tengas que pedir a algún vecino que te permita utilizar sus lugares de estacionamiento para realizar la descarga.
Volver a página anterior