Hay ocasiones en las que los muebles, la alfombra o nuestra prenda favorita sufren de manchas que no sabemos cómo quitar. Y ni qué decir de las desagradables manchas en el baño o la cocina ocasionadas por humedad o cochambre. Afortunadamente es fácil acabar con este problema, para ello te presentamos algunos remedios caseros que te ayudarán a eliminarlas.

Manchas de sarro

Cuando los azulejos tienen manchas de sarro, lo mejor es usar acido muriático y bicarbonato de sodio y frotar con una fibra. Si la mancha está en una zona difícil, puedes acceder a ella con un cepillo dental. Las llaves cromadas se frotan con jugo de limón hasta que desaparezca el sarro, enjuaga y seca. En el WC utiliza un desinfectante a base de cloro o amoniaco, rociar y dejar actuar. Luego con un cepillo limpia las paredes laterales interiores y deja correr el agua. El sarro en los vidrios puedes eliminarlo con ácido muriático diluido en agua al 50%.

Manchas en el baño

Para quitar las manchas amarillentas en el baño, puedes colocar sobre las mismas vinagre caliente y frotar con un estropajo.

Manchas en muebles de madera

Los muebles de madera encerada se mantienen limpios y relucientes repasando un paño mojado en leche caliente. Para eliminar marcas que surgen por dejar encima un vaso o botella, se restriega un tapón de corcho; si la mancha lleva varios días, frota con ceniza de cigarro previamente humedecida y repasa con un paño. Si los muebles de la cocina están sucios de grasa, la esencia de trementina o el aguarrás los dejarán muy limpios. Esto también servirá para quitar manchas de vino, fruta o café sobre la madera. En el caso de las maderas barnizadas que por efecto del sol o la humedad han perdido brillo, aplicando una mezcla de alcohol, aceite de linaza y limón en partes iguales lograras que queden como nuevas. En todos los casos es importante finalizar el proceso untando el mueble con cera de abeja.

Manchas de cochambre

Ya sea en los azulejos, en los electrodomésticos, la estufa o en los trastes de la cocina, debes remojar y limpiar con bicarbonato o vinagre blanco. Secar inmediatamente después de lavar ya que el agua también mancha las superficies.

Vidrios manchados

El vinagre es ideal para limpiar vidrios, espejos y ventanas. Mezcla un cuarto de vinagre blanco con cuatro tazas de agua. Utiliza papel periódico y limpia cualquier vidrio, ventana o cristal de la casa.

Manchas de tinta

Tanto si la mancha es de tinta de pulpo o calamar como de bolígrafo, sumerge la prenda en leche templada o jugo de limón durante una hora y luego lavas con abundante agua.

Contra las manchas de humedad

La mejor manera de limpiar las manchas de humedad en el baño es diluyendo un chorrito de hipoclorito (lejia) en un balde de agua tibia, luego humedece un trapo o esponja y presiona con firmeza sobre las manchas de humedad. No debes refregar ni raspar porque al hacerlo esparces el hongo formado por la humedad. También puedes frotarla con una masa compuesta de 30 gramos de jabón blanco rallado, 30 gramos de almidón, 15 gramos de sal fina y jugo de limón.

Manchas de aceite

Las manchas de aceite deben frotarse antes de lavar con agua y jabón líquido en seco, hay que tener cuidado si las prendas son de algodón lavado, porque podría quedarse un cerco blanco.

Manchas de vino tinto o rosado

Si el mantel se mancha de vino tinto, la mejor solución es verter sobre él vino blanco y lavar como acostumbras. Otra opción para sacar la mancha es sumergir la prenda en agua fría con amoníaco o en leche hirviendo.

Manchas de óxido

Si las protecciones de las ventanas o el balcón tienen pequeñas manchas de óxido, puedes frotarlas con un puñado de sal y un papel para que desaparezcan. Si la mancha de óxido aparece en la ropa, lo mejor es aplicar un poco de vinagre sobre la misma. También puedes empapar las zonas manchadas con jugo de limón hasta que desaparezcan, después enjuagar con agua.

Manchas de pegamento

Hay que lavar con agua y vinagre caliente, pero dejando que la mezcla actúe sobre la mancha, después lavar normalmente.

Manchas en los ceniceros

Para quitar las manchas de nicotina de los ceniceros, coloca un poco de sal y luego frótalo con un corcho, luego lavas con agua fría y ya está.

Contra las manchas de grasa

Se debe espolvorear la mancha con talco, después se coloca encima un trozo de papel higiénico. Pasar la plancha por encima del papel higiénico a una temperatura baja, entonces el talco absorberá la grasa y desaparecerá la mancha.

Objetos de acero inoxidable manchados

Si tus objetos de acero inoxidable tienen alguna mancha que no puedes quitar, prueba untarlos con la siguiente mezcla: aceite de girasol y un poco de ceniza (la de los cigarros, por ejemplo), después de haberlos empapado bien, los tallas con normalidad.

Manchas de café

Frota con vinagre y alcohol a partes iguales, deja secar y lava la prenda como acostumbras.

Manchas de sudor

Para sacar las manchas de sudor de la ropa lo mejor es ponerlas a remojo con agua y vinagre. También puedes utilizar limón con carbonato, déjalo por unos minutos. Lo puedes hacer dos veces por semana.

Tinte para el cabello

Para disolver el tinte deberás frotar la mancha con un limón y luego lavarla como de costumbre.

Manchas de resina

Si alguna prenda se te ha manchado con resina, empapa la mancha con aceite de oliva y a continuación frota con agua y jabón, después lavas en la lavadora y listo.

Manchas de cereza

Para eliminar las manchas de cereza, frótalas con agua y amoníaco, a continuación lavas con agua y jabón y la aclaras.

Maquillaje en la ropa

Para quitar las manchas de maquillaje de tu ropa, sumerge la prenda en agua con vinagre antes de lavarla como acostumbres.

Manchas de sangre

Para sacar de tu ropa una mancha de sangre seca, lo mejor es lavarla con agua y amoniaco. Nunca laves la prenda con agua caliente, también puedes frotar las manchas con una pasta que harás con agua y almidón en polvo, dejas secar la pasta y luego frotas. También puedes diluir una aspirina en un poco de agua, consiguiendo formar una especie de pasta, cubre la mancha con esta mezcla, asegurándote de que todavía está fresca. Déjala secar durante un par de horas y retira con la ayuda de un cepillo.

Manchas de cerveza

Para sacar la mancha dale unos pequeños toques con agua oxigenada y después la pones a remojo en agua con unas gotas de amoniaco.

Manchas de moho

Las manchas de moho son comunes, no solo en el hogar sino también en la ropa. Para quitarlas en alguna prenda, puedes hacer una masa con vinagre y bicarbonato sódico, lo aplicas sobre la mancha y a continuación lavas como de costumbre. También puedes hervir la prenda en leche, si es necesario repite la operación. Si los tejidos son finos entonces coloca sobre la mancha un poco de agua oxigenada o lejía diluida. En caso de que la mancha de moho se encuentre en azulejos o sanitarios, limpia periódicamente con lejía, de esta manera podrás mantenerlos siempre limpios y libres de moho.

Volver a página anterior