Uno de cada seis incendios reportados en las fiestas de fin de año tienen que ver con el árbol de Navidad, pues este puede incendiarse en su totalidad en tan sólo 48 segundos, así que para evitarlo debes cuidar los siguientes aspectos:

  • El árbol por ningún motivo debe estar cerca del fuego o de la calefacción.
  • Deja un espacio considerable de tronco libre de hojas o ramas (por lo menos de 5 cm) como base y mantenlo sumergido en agua con el fin de conservarlo fresco y vivo el mayor tiempo posible.
  • No te quedes por tiempo prolongado con el árbol, ya que al secarse corres el riesgo de que con el puro calor de las luces se prenda en llamas.
  • Si prefieres un árbol artificial, es importante que sea resistente al fuego para evitar que se caliente con facilidad.
  • La colocación de adornos debe tener ciertas características: evita materiales inflamables como hilos, estambre o plásticos que no resistan el calor.
  • Las luces que adornan nuestros arbolitos son un tema importante, si vas a comprar series y adornos que tengan que ser conectados a la electricidad, el primer punto a considerar es cerciorarse de que cumplan con una certificación de calidad y seguridad basada en la Norma Oficial Mexicana de productos, la cual podrás identificar en las cajas o en el producto a través de una etiqueta con alguno de estos sellos:

Certificados1

Además, hoy en día existen series con focos LED que aparte de ayudarnos con el ahorro de energía emiten menos calor que las luces convencionales. Según la Comisión Federal de Electricidad, el consumo de energía eléctrica en estas fiestas aumenta hasta en un 60%.

  • Evita comprar series y adornos en el mercado informal que no cumplen con ninguna norma de seguridad, ya que estos aumentan el riesgo de corto circuito o sobrecalentamiento.
  • Cuida que al colocar cajas de regalos, el papel que los envuelve no esté en contacto con las luces, porque pueden prenderse con facilidad.
  • Por ningún motivo acerques luces de bengala o velas al árbol de Navidad.
  • Cuida que las extensiones de las series de luces no queden al paso de los niños o mascotas.
  • Si vas a utilizar series de luces de años anteriores debes revisarlas para cerciorarte que ningún componente esté dañado o roto, que no haya cables sueltos o que el conductor eléctrico no tenga forro. Las series dañadas se deben desechar.
  • Por ningún motivo trates de reparar una serie maltratada o, peor aún, trates de rehacer una serie con dos en mal estado, ya que aumentas el riesgo de generar un corto circuito.
  • No dejes encendidas las luces del árbol al salir de tu casa.
  • Cuida que las luces exteriores sean resistentes a las condiciones climatológicas.
  • No conectes extensiones para uso interno en exteriores expuestas a los rayos del sol y la lluvia.

Nunca está de más tener a la mano en casa un extintor, que nos ayude a sofocar cualquier conato de incendio y, por supuesto, poner cuidado en cada cosa que esté conectada a nuestra red eléctrica. Siempre busca productos de calidad que te brinden seguridad y te ayuden a mantener sana tu instalación eléctrica.

Volver a página anterior