La primavera trae consigo alegría, verdor y mucho calor. Disfruta las cálidas temperaturas de temporada y evita sentirte agobiado con estas sugerencias para mantener tu casa fresca.

Sin gastar nada

  • Cierra ventanas y cortinas: Hazlo durante las horas de más calor, sobre todo, si los rayos llegan de forma directa a tu hogar.
  • Ventila naturalmente: Por la tarde o noche, abre puertas y ventanas para generar una corriente natural de aire.
  • Riega el patio: Si el piso de la entrada o el patio se calientan demasiado, riégalos cuando el sol haya bajado. Esto hará que se refresquen y no emanen más calor. Para no usar agua potable, utiliza el agua de la lavadora o cualquier otra de reuso.
  • Apaga los electrodomésticos: Todos los aparatos genera calor en funcionamiento, mantén encendidos solo aquellos que utilices y apaga los que no estés ocupando. Así evitarás que suba la temperatura y tu consumo de energía.
  • Usa el ventilador: No necesitas tener aire acondicionado, prueba este truco: coloca un tazón de hielo frente a tu ventilador, cuando éste comience a evaporarse, el aire se enfriará y comenzará a circular por toda la habitación. Otro tip: Apunta el ventilador hacia la ventana, al orientarlo hacia afuera, sacará el aire caliente de tu casa.
  • Evita generar más calor: Nuestras actividades diarias generar calor, si estás cocinando, cierra la puerta de la cocina para evitar que la temperatura llegue a otros espacios. Con sencillas medidas se pueden obtener buenos resultados.

Con un poco de presupuesto

  • Sustituye tus cortinas: Quita tus cortinas pesadas y prueba con otras de tela delgada o vaporosa. Sentirás un gran cambio.
  • Cambia tus sábanas: Usa sábanas de algodón ya que son más ligeras y frescas. También puedes templar tu sala cubriéndola con tela de lino.
  • Quita las alfombras: Las alfombras son acogedoras y cálidas, así que no es mala idea retirarlas en esta época para tener una sensación de limpieza y frescura. Si son de material sintético puedes reemplazarlas por alfombras de fibras vegetales.
  • Coloca toldos o persinas: Con estos elementos en las ventanas impides que los rayos de sol entren de forma directa a las habitaciones.
  • Pinta de blanco: Los colores absorben o reflejan el calor en función de su claridad. Si piensas pintar tu casa, el blanco es ideal para disminuir tu lucha contra las altas temperaturas.
  • Cambia tus focos: Reemplaza tus focos incandescentes por fluorescentes, usan menos energía y producen menos calor.
  • Rodéate de vegetación: Tener plantas en casa definitivamente ayuda a enfriar el ambiente. Las trepadoras en la fachada son la mejor opción ya que la capa de aire entre la pared y la vegetación amortigua el calor al interior de tu hogar.

Ventiladores

Elegir un ventilador o abanico de techo apropiado para cada espacio te proporcionará una mayor eficiencia de energía y tu hogar se mantendrá fresco y ventilado por más tiempo.

Volver a página anterior