En temporada invernal los accidentes en vivienda se incrementan considerablemente. Ten en cuenta los siguientes problemas comunes que podrían detonar un accidente en tu hogar.

Los riesgos típicos

• Cocinar. Los platillos típicos para la cena navideña como el pavo y la pierna, representan una de las mayores amenazas de incendio, debido a la cantidad de tiempo que deben permanecer en el horno. No te olvides de supervisarlos.

• Chimenea. Limpia tu chimenea antes de encender el primer fuego de la temporada. De lo contrario, la acumulación de residuos y gases podrían causar un incendio.

• Los calentadores. Es preferible que tus calentadoes se encuentren en superficies planas y aleja artículos y objetos inflamables alejados.

• Velas. Es importante que tus velas sean colocadas lejos de telas, cortinas u artículos de plástico e inflamables. al salir de casa, revisa que todo quede apagado.

• Árboles de Navidad. Un hermoso árbol verde se puede convertir en un pedazo seco de leña que con cualquier chispa genere un incendio.

• Las luces de Navidad. No sobrecargues los enchufes, revisa que los filamentos estén en buen estado y no saquen chispas o tengan algún corto.

Los peligros del exterior

Mantén una estrecha vigilancia sobre tus tarjetas de crédito y estados de cuenta. Los ciberdelincuentes suelen intensificar sus esfuerzos durante las vacaciones.

Lo expertos no recomiendan utilizar mucho las compras por internet, pues durante esta temporada son más vulnerables estos canales y podrías ser víctima de algún fraude o robo virtual.

Si has comprado joyas o algún otro elemento de alto valor como regalo de Navidad, asegúrate de que esté protegido con algún tipo de póliza o seguro, sobre todo en artículos electrónicos y smartphones.

Sigue estos consejos y reduce al mínimo las posibilidades de algún accidente durante esta temporada de vacaciones.

Volver a página anterior