Antes de salir de vacaciones, ya sea por un período largo o sólo algunos días, debes preparar tu casa para dejarla en buenas condiciones y encontrarla en buen estado al regresar.

En primer lugar, guarda todo lo que haya que guardar. Lava toda la ropa sucia, sécala, plánchala y colócala en su lugar. Guarda los elementos u electrodomésticos de uso cotidiano (como la cafetera, la licuadora, la tostadora de pan, el exprimidor o lo que fuera), o bien, cúbrelos con sus fundas.

En el refrigerador, retira todos los alimentos perecederos para evitar que se descompongan. Luego, ya bien guardado todo, haz una buena limpieza. Deja la casa reluciente, esto te permitirá minimizar el trabajo de aseo al regresar de tus vacaciones.

Mientras limpia, aprovecha para revisar que no haya elementos que pudieran ocasionar malos olores. Revisa la lavadora y secadora para corroborar que no haya ropa dentro, también el horno y el microondas, no debe quedar comida allí.

También limpia el fregadero y el ducto de desagüe, eliminando cualquier resto de comida. No olvides vaciar el cesto de residuos, retirando la bolsa contenedora y dándole un buen enjuague para evitar el mal olor.

Vacía los cestos de residuos de todas las habitaciones, incluyendo el del cuarto de baño, de las recámaras y sala de TV. Vacíalos, enjuágalos y déjalos fuera de casa o en un sitio ventilado.

Si cuentas con plantas de interior, procura regarlas bien. Puedes asentarlas sobre platos o recipientes con agua para que se mantengan húmedas durante tu ausencia.

Al finalizar las tareas de limpieza, haz una ventilación adecuada. Retira los elementos que produzcan aromas y fragancias, ya que el encierro podría hacer que actúen de manera indeseada. Finalmente, apaga la estufa y cierra las llaves de paso tanto de gas como de agua. Antes de salir, corta la luz general si esto no afecta el sistema de seguridad de la casa. Si debes dejarla conectada, desconecta todos los aparatos eléctricos para evitar un deterioro por causa de una tormenta o descarga.

10 tips para una casa segura en vacaciones

1.- Cierra perfectamente todas las puertas y ventanas, asegura con candados las puertas de servicio o portones.

2.- No hagas público que saldrás de vacaciones. Si resulta conveniente avisa a vecinos y amigos de confianza.

3.- Habla con algún vecino o amigo para que retire la correspondencia y publicidad de tu casa. Así se verá que hay alguien en casa.

4.- No dejes objetos de valor a la vista. Si tienes una caja de seguridad utilízala o deja tus objetos a resguardo con alguna persona de confianza.

5.- Procura instalar un sensor de luz en la puerta principal para que se encienda cada vez que alguien se acerque.

6.- Puedes adquirir un temporizador y hacer que se enciendan algunos aparatos electrónicos dentro de la casa. Puedes programar la reproducción de una canción, que se enciendan las luces, la televisión o la radio y se apaguen a la hora que tu elijas. El mejor momento para tenerlos activos es alrededor de la media tarde y durante la noche.

7.- Si no tienes otra opción y tienes que salir en taxi, evita las grandes conversaciones, el taxista puede preguntarte lo típico: ¿A dónde va? ¿Por cuánto tiempo? Evita dar demasiada información a los extraños.

8.- Si alguien visitará la casa para atender tus plantas o una mascota, trata de que lo haga con un horario irregular, de ese modo nadie podrá predecir a qué hora hay una persona presente.

9.- Deja un automóvil estacionado en la entrada o frente a la casa. Si es posible, pídele a un vecino que estacione su carro para que se vea entrar y salir.

10.- Entrega un juego de llaves de la casa y de tu carro a alguien de confianza, así como los teléfonos donde podrá localizarte.

Volver a página anterior