El día de los inocentes es un día en que prácticamente todo se vale, antiguamente los pasteleros hacía panes salados con aspecto de dulces, la gentes clavaban monedas en el piso, lanzaban cascarones de huevo llenos de agua perfumada y se solía pegar en la espalda de los transeúntes una silueta de papel con la leyenda inocente, inocente….

Con el paso del tiempo las bromas han evolucionado, aunque no por ello la tradición se ha perdido, hoy en día es muy común que los medios de comunicación como la televisión y los periódicos den falsas noticias poniendo a temblar a todo el mundo, que las personas que nos rodean nos pidan dinero o algún bien prestado (con la amenaza de que no lo devolverán), y por su puesto la posibilidad de divulgar convincentemente alguna noticia falsa a personas cercanas, siendo parte de la diversión que ese alguien las crea.

En México, el día de los inocentes continúa siendo una práctica común, en la que después de hacerle una broma a alguien, se le dice la verdad y se le obsequia una pequeña canasta con dulces y una nota que dice: “Inocente palomita que te dejaste engañar, sabiendo que en este día nada se debe prestar”.

Otra de las frases comunes para estos caso es: Herodes, cruel e inclemente, nos dice desde la fosa, que considera inocente al que presta una cosa, aunque esta no es tan común en México.

Actualmente es mucho común prever que la gente ya esta preparada para las bromas, pero para quienes no lo han considerado es importante tomar medidas precautorias para no caer muy cruelmente en las bromas de familiares y de amigos.

Es importante recordar que no debe dar prestado nada: dinero, alguna joya, libros, o cualquier otro objeto, porque lo pueden hacer “inocente” y piense dos veces en esa noticias que le parecen increíbles o inesperadas. Y para los bromistas, es muy importante considerar que sólo son bromas sanas, si llevan a cabo una broma del “día de los inocentes”, después deberán regresar con la prenda o el dinero prestados, o bien con la verdadera historia respecto de la noticia inventada, sin dejar de lado que se deben entregar dulces o juguetes miniatura como enmienda.

Volver a página anterior