Estar soltera en pleno Siglo XXI ya no es un estigma sino, un signo de independencia. Las mujeres actuales están acostumbradas a ser sus propios jefes, tomar posiciones de liderazgo y tener el control de sus vidas. Entonces, ¿Por qué esperar al ‘hombre perfecto’ para comprar una casa? Este es un gran paso para una mujer y aunque pareciera ser un proceso difícil para una sola persona, no es imposible. Esta guía te orientará a tomar la decisión, te diremos cómo piensan y accionan las mujeres inteligentes.

Comprar una casa es una experiencia abrumadora, sobre todo cuando se hace solo. Lo que debes hacer primero es, listar todos los temas y actividades importantes relacionadas con tu nueva adquisición. Luego, programa un tiempo para buscar viviendas, para reunirte con agentes de bienes raíces y elegir el de tu confienza; a continuación organiza un presupuesto y haz cuentas para saber si te alcanzará.

Muy importante también es tener ya una idea de qué hogar quieres y dónde lo quieres. Apégate al estilo de vida que llevas.

Piensa en la seguridad
Nos referimos a la ubicación. Como mujer sola, es mejor establecerte en un vecindario tranquilo. Investiga con ayuda de tu agente inmobiliario las zonas más seguras, esto debe ser una de tus prioridades número uno. No pongas en juego tus estados emocionales, por ejemplo, sentir ansiedad cada que sales de tu casa o que cruzas la calle para llegar hasta la puerta.

Durante el día algunos barrios parecen muy seguros, pero cuando se esconde el Sol la historia es diferente. Un poco de investigación te dará una mirada más amplia. Otro método para conocer el vecindario es acercarte a quienes habitan ahí y hacer algunas preguntas. También puedes revisar en internet qué colonias son las más seguras.

Investiga y comprométete
Todo se reduce a un punto: Investigación. La casa de tus sueños no te va a caer del cielo, necesitas explorar en todos los sitios posibles, anuncios de clasificados por internet, como metroscubicos.com, salir a buscar propiedades en las colonias de tu preferencia, asesorarte con agentes inmobiliarios, preguntar a amigos y familia, etc.

Pequeño es mejor

Una casa enorme con un gran jardín, es el sueño de casi todos pero, para ser honestos ¿Realmente necesitas tanto espacio? Claro, puede llegar el día en el que formes una familia, aunque ese no es tu objetivo el día de hoy. Así que piensa en lo que te acomoda actualmente.

Otro aspecto importante es que, con tu ritmo de vida seguramente no tendrás tiempo para limpiar espacios tan grandes y si le sumamos que, los gastos en viviendas pequeñas son menores, estamos hablando de ahorrar dinero.

Conoce tu Presupuesto
Recuerda que para tener acceso a una hipoteca, hay requisitos con los cuales debes cumplir. Infórmate sobre los requisitos y busca simuladores de crédito para saber cuánto dinero gastarás mensual en el pago de la hipoteca y cuánto te queda disponible para los demás gastos. Además, prevé los gastos inesperados, aquellos que tu crédito no cubrirá.

No tengas miedo de tomar medidas importantes en tu vida sólo porque eres soltera. En su lugar, aborda la cuestión de la vivienda en propiedad con seguridad y madurez. Tu casa ideal está en algún lugar allá afuera, esperando a que lo encuentres.

Volver a página anterior