Si tus paredes tienen un solo color y no te atreves a pintarlas para darle un nuevo look, te recomendamos instalar cenefas, hay tonos, texturas y diseños especiales para cada tipo de habitación. ¿Te animas? Toma nota de lo que necesitas y cómo hacerlo.

Antes de comenzar recuerda que las cenefas deben colocarse en paredes totalmente lisas, de lo contrario no podrán adherirse adecuadamente.

Pasos previos

• Protege los pisos y muebles con para evitar que se ensucien.

• Cubre las orillas de ventanas y puertas con cinta azul de baja adherencia.

• Preparar los complementos necesarios como rodillo o brocha y charola.

Para la colocación

• Traza de manera horizontal, con lápiz y regla, el muro donde colocarás la cenefa. Lo ideal es hacerlo a 1.20 m de altura, a partir del piso.

• Enmascarilla esa línea con cinta de baja adherencia para dividir los colores.

• Pinta con rodillo o brocha la parte superior de la pared con el color deseado.

• Después, pinta de color la parte inferior de la pared.

• Espera a que esté perfectamente seco y retira la cinta.

• Por último, pega la cenefa. Ve presionando suavemente con tu mano deslizándola de izquierda a derecha.

Para dar armonía de color en tus espacios utiliza la Fórmula 3C:

• El 60% color más claro en dos o tres muros.

• El 30% color medio en otro muro y muebles.

• El 10% color más oscuro en accesorios decorativos.

Ahora sí, tendrás un espacio lleno de armonía y con un toque personal.

Volver a página anterior