Imagina una habitación en donde las paredes se muevan hacia ti. Colores y texturas brincando todo el tipo a tu cara, hagas lo que hagas no se dejarán de mover. ¿Te gustaría experimentar esta sensación todos los días?

No hablamos de tener una experiencia con LSD o cualquier otro tipo de droga, sino de un arriesgado invento de la compañía de diseño con sede en Connecticut, Estados Unidos llamada Twenty2. El papel tapiz en 3-D no es un producto que esté basado en el concepto de ciencia ficción o algo parecido.

Este wallpaper fue presentado en mayo de este año en la Feria Internacional del Mueble Contemporáneo (International Contemporary Furniture Fair) en Nueva York. Y de hecho puedes adquirirlo, el precio varia entre los 58 y 110 dólares por metro cuadrado.

Los compradores pueden elegir entre el papel tapiz de una dimensión pero con los colores del 3-D o bien, llevarse este wallpaper con todo y los lentes en rojo y azul para que la experiencia sea completa en casa. Los diseños están impresos digitalmente en papel que se puede quitar y lavar con agua y jabón.

Los cinco diseños disponibles de la colección Deep 3-D, son obra de los estudiantes del Pratt Institute School of Design en Nueva York. Los dueños de Twenty2, Robertson y Kyra Hartnett asesoraron a los estudiantes durante el proceso combinando su expertise en impresiones con la creatividad de los alumnos.

Aunque la propuesta es interesante, no lo recomendamos para personas propensas al mareo o con problemas en los ojos, pues estos diseños en la pared podrían cansar la vista.

A final de cuentas es emocionante ver cómo la imaginación, creatividad y tecnología es aplicada en materiales que extienden posibilidades de tener un poco de arte en casa.

Volver a página anterior