Si trabajas para la iniciativa privada, es probable que hayas recibido un bono extra por concepto de utilidades. Es la oportunidad perfecta para mejorar tu casa y subir su valor en el futuro (plusvalía), o iniciar el ahorro del enganche que te permitirá volverte dueño.

Para comprar tu primer hogar

1. Lo primero es guardar tu dinero en un lugar donde no pierda valor, es decir, que no pierda ante la inflación. Puedes aprovechar cetesdirecto.com

2. Si ya tienes algo ahorrado, o este año el pago de utilidades viene más `gordito´, puedes aprovecharlo para dar el enganche de un inmueble. Asegúrate antes de comprar que sea de un precio que puedas pagar, que el crédito no sea más de 15 años y que las mensualidades no te ahorquen otros gastos.

3. Si todavía no te alcanza para el enganche ¡no lo gastes! Evalúa cuanto dinero necesitarás y en cuanto tiempo para que elijas un lugar donde invertir, ya sea a un fondo de inversión, un seguro dotal o en un pagaré (que de más rendimientos que la inflación).

Para elevar y mantener el precio de tu casa, te sugiero utilizar este dinero extra en:

1. Limpieza. Mantener limpio un espacio permite que las cosas dentro y fuera se mantengan en mejor estado. Invierte en un lavado profundo de cocinas y baños, incluye también fumigación anual, y claro, mantener al mínimo la acumulación de objetos.

2. Mantenimiento general. Pintura por dentro y por fuera (elige colores neutros para dar espacio), revisar la instalación eléctrica y de gas, reparar algún vidrio o puerta rota, mejorar la cancelería vieja y reemplazar el boiler.

3. Mejorar la estancia: cualquier cosa que mejore la experiencia de habitar ese espacio como: darle más luz, quitar una pared que estorbe, agrandar el clóset, instalar calefacción, o ventanas a prueba de clima y ruido.

Aunque las utilidades no representen grandes montos de dinero, siempre son un extra que podrás usar a favor de tu patrimonio.

Volver a página anterior