• Si se tuviera que escoger una etapa para calificarla como “la más compleja económicamente”, seguramente nunca la encontraríamos. El tema económico, —igual a gastos y ganancias— estará casi siempre frente a nosotros; el asunto es que si esperamos a ganarnos la lotería para empezar a ahorrar, pues seguramente perderemos mucho tiempo, incluso toda la vida.

    Eso de ahorrar es una cuestión para la cual no se nos abre mucho los ojos. Pensamos que eso del ahorro se tiene que hacer un excedente, y pues como la situación no está para andar con excesos de quincenas, entonces los famosos cochinitos nunca se llenan, ya no se digan las cuentas de banco.

    Por todo esto, quiero platicarte sobre “el reto de los 10 pesos”. A este mismo también le llaman “El truco más fácil para ahorrar”; revísalo y tal vez sea la solución que estabas buscando.

  • El reto de los 10 pesos

    Consiste en, literal, deshacerte de todas las monedas de 10 pesos que pasen por tus manos (o en este caso, equivalentes a la moneda según el país en que te encuentres). Los pasos a seguir son:

  • Paso 1 Selecciona el recipiente

    Hay que reciclar una botella de pet de dos litros (aquí ayudamos también al tema de no generar tanta basura). Ojo, que sea de mínimo dos litros, aunque si quieres empezar con una más chica, pues también se vale.

  • Paso 2 Prepara tu alcancía

    Lava la botella. Digo, lo que menos queremos es que fomentes por ahí alguna comunidad de seres vivos de esos que se llegan a comer a las personas en las películas. Se le tiene que hacer una ranura a la botella para que quepa una moneda de 10 pesos. Si eres menor de edad, dile a un adulto que te ayude. Se puede usar un cutter o cuchillo; de nuevo, la seguridad es importante: no aplican los cortes en las manos.

  • Paso 3 Dale un objetivo

    Hay que ponerle nombre a la botella, el que quieras. De preferencia el tuyo, para hacerlo más personal. También es importante ponerle el objetivo que persigues, no sé, tal vez “Renta”, o “Vacaciones” o “Viaje para ver a mis amados Vaqueros de Dallas”.

    Paso 4 Inicia y sé constante

  • Después de tener listos los pasos anteriores, comienza el reto. Todas —y cuando digo todas, es todas— las monedas de 10 pesos que pasen por tus manos deben ser depositadas en la botella. Sin trampas y sin decir “una sí y otra no”.
  • Paso 5 Modifica tus hábitos

    Bueno, ¿y si necesito cambio para mis gastos diarios, pasajes? Hay que cambiar hábitos financieros y usar las de a peso o cinco pesos (recuerda que hablo en la moneda mexicana, así que habrá que adaptarlo al país que corresponda). Lo importante es que no se pueden usar las de 10, únicamente para llenar la botella.

    ¿Qué se pretende demostrar con esto?

  • Claro, además de trabajar el concepto de ahorro y la fuerza de voluntad, al tener al menos 3/4 de la botella se conseguirá lo siguiente:

    • No se extrañará la moneda de 10 pesos, ya que después de los días, tu vida sigue sin cambios problemáticos por no usarla.
    • Según expertos, la botella casi llena podría tener hasta 5 mil pesos, y una botella llena de 2.5 litros puede contener hasta 10 mil. Entonces ya puedes usarlos para algo importante.

Volver a página anterior