“Tortilla de maíz enrollada con algún alimento dentro, típica de México. Bocado o comida muy ligera que se toma fuera de las horas de comer”, lo define la Real Academia Española.

Se llama así a la tortilla de maíz (sólo de maíz, no de trigo como hizo Maru Botana en su momento despertando la polémica) enrollada sobre sí, rellena con algún guidado, que puede ser de carne, pollo o cerdo, con cebolla y demás vegetales, con alguna salsa.

Además, puede tener frijoles, guacamole o queso. Los tacos más conocidos son los tacos al pastor, de cerdo marinados con especias y cocinada en una estaca (una variante del shawarma), con piña, cebolla y cilantro; los tacos de carnitas, de cerdo frito y aderezados con naranja y los tacos dorados, una vez rellenos con pollo se doblan las totillas y se fríen, para que queden crocantes.

El “Día del Taco Mexicano” se celebra desde el 2007 por iniciativa de Televisa, que quiso otorgarle un reconocimiento al clásico plato.

Un poco de historia…

Se cree que la costumbre de comer tacos data de la época prehispánica. Como los hombres debían trabajar largas jornadas, necesitaban llevarse consigo un alimento nutritivo, pero a la vez fácil de transportar, entonces a las mujeres se les ocurrió la genial idea de enrollar la comida en las tortillas de maíz.

Las tortillas en aquel momento eran preparadas sobre piedras calientes. Su principal ingrediente es el maíz, de hecho se lo consideró durante muchos años como un alimento sagrado.

Ya ves, hay un montón de variedades de tacos, para todos los gustos: con pollo, cerdo o carne de res; cebolla, choclo o frijoles; guacamole o salsa de queso. Festejá el “Día del Taco” de la mejor manera… ¡comiendo el plato! y cuéntanos cómo son tus tacos preferidos.

Volver a página anterior