La mayoría perredista en la Comisión de Administración y Procuración de Justicia de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF) aprobó reformas al Código Civil local para que la pareja que lleve a registrar a su hijo decida el orden en que desee que aparezcan los apellidos en el acta de nacimiento.

El presidente de esa comisión, Antonio Padierna Luna, dijo que el dictamen ya fue enviado a Servicios Parlamentarios, con el fin de que quede enlistado y pueda ser sometido a la consideración del pleno en el presente periodo ordinario de sesiones, que concluye a finales de este mes.

El legislador consideró que dichas reformas no tendrían impacto en los formatos administrativos que no dependen del Gobierno del Distrito Federal, como documentos oficiales escolares o en trámites como el pasaporte, donde prevalece em primer lugar el apellido paterno, entre muchos otros, como la clave única de registro de población (CURP).

Sin embargo, la diputada del PAN Olivia Garza de los Santos votó en contra del dictamen al considerar que generará confusión e incertidumbre jurídica.

Se perjudicará a ciudadanos

Votamos en contra este dictamen porque consideramos que no existe un marco jurídico federal para que se dé esta transición. En lugar de beneficiar a las personas los vamos a perjudicar, porque el CURP de manera clara y precisa establece que primero debe ir el apellido paterno y después el materno. Hacer una variación en esta lógica va a crear confusión e incertidumbre jurídica, puntualizó la panista.

Al final, la mayoría del partido del sol azteca aprobó dicho dictamen.

Volver a página anterior