Según el Feng Shui, en el baño hay una gran fuga de energía por la cantidad de agua que se maneja y lo frío de los elementos que lo componen (azulejos, muebles, accesorios, etcétera). De ahí la importancia de crear un ambiente libre de humedad y bien iluminado.

De acuerdo con la tradición china, el baño debería estar siempre fuera de la casa, con una cañería independiente. Pero esa milenaria tradición no se adapta a los tiempos actuales, por lo que esto se puede solucionar encontrando un equilibrio que permita la armonía de este ambiente dentro del hogar.

En el Feng Shui, todos los elementos, como el WC, la regadera, el lavabo, la tina, etcétera, influyen de manera negativa, por lo que una forma sencilla de neutralizar su mala influencia es simplemente taparlos cuando estén en desuso, sobre todo el inodoro.

Es importante evitar la acumulación de humedad ventilando el baño todos los días. Si no cuenta con suficiente luz natural, puedes instalar un buen sistema de iluminación artificial. Respecto de los colores más recomendables, nada mejor que los tonos claros. Igualmente se recomienda que siempre haya algún elemento de madera para contrarrestar el elemento agua.

Esta corriente oriental dice que la puerta del baño no debe estar en la misma línea de la puerta de salida, porque habrá dificultades en las relaciones familiares, y si apunta hacia la cocina puede haber problemas con la prosperidad. Como este inconveniente es difícil de solucionar porque implicaría una remodelación, lo mejor es mantener la puerta cerrada la mayor parte del tiempo.

Las puertas y ventanas deben cerrar perfectamente al igual que las llaves (para evitar la fuga de energía). Lo ideal es que el área de la tina o regadera esté separada de resto del baño, aunque sea por una cortina.

En este ambiente no debe haber nada que no esté estrictamente relacionado con el aseo personal. Para aromatizar, nada mejor que fragancias naturales, nada de aromas artificiales.

Si en el baño hay suficiente luz natural puedes colocar plantas que, además de ser un bello elementodecorativo, ayudan al equilibrio de la energía.

Los artículos decorativos pueden ser sencillos, pero no por eso menos elegantes, por ejemplo puedes cambiar las viejas toallas por unas nuevas, plantas, frascos con sales aromáticas de diferentes colores, etcétera.

El baño es una estancia tan importante como cualquier otra, por ello debemos decorarla, cuidarla y mantenerla tan acogedora y cálida como las demás. Lo ideal es transformarlo en un lugar donde podamos disfrutar de nuestra intimidad y sentirnos cómodos y seguros.

Tips para evitar la fuga de energía en el baño

• Colocar en la puerta del baño, del lado de afuera, un espejo para que la energía rebote y no drene por las cañerías.
• La puerta del baño debe estar siempre cerrada y la tapa del inodoro abajo.
• Que el baño esté siempre ventilado y, si es posible, que tenga una buena iluminación natural.
• Mantenerlo limpio y ordenado. Elegir superficies lisas, como azulejos, cerámicos o mármol, que facilitan la limpieza.
• Es ideal que el espejo refleje la parte superior completa del cuerpo.
• Cuando sea posible, separar el inodoro de la puerta para que no se vea.
• La tina debe tener una cortina o mampara que la separe visualmente del resto del espacio.
• Los colores suaves aportan armonía. El toque de color lo podemos dar en los accesorios.
• Si el baño ocupa el área salud, armonizar utilizando los cinco elementos del Feng Shui.
• No olvidar los aromas: jabones, esencias, etcétera.

No olvides que en el baño es importante evitar los extremos y buscar un punto de equilibrio.

Volver a página anterior