El home office se está convirtiendo en una tendencia dentro del mundo laboral. Cuando trabajamos desde casa, es necesario contar con un lugar tranquilo, libre de distracciones y ordenado.

Al no tener estos espacios en casa, optamos por usar la cama de nuestra habitación, la mesa del comedor o un sofá para realizar las tareas pero, estos no son adecuados, es por eso que te damos algunos consejos para acondicionar algunos rincones de tu casa y convertirlos en tu oficina personal.

Busca un espacio alejado del ruido

Lo primero que debes hacer es buscar una habitación que no sea muy frecuentada, en la que no haya ruido o aparatos que lo generen como radio, televisión. Si es tu propia recámara, investiga qué rincón de la misma es el más tranquilo.

Limpia el espacio
Ya encontraste el sitio perfecto para tu oficina personal, lo que sigue es quitar muebles, objetos y comenzar a limpiar la habitación o rincón. Una vez que esté despejado podrás comenzar a imaginarte cómo quieres diseñar y decorar.

Objetos necesarios

De acuerdo a tu actividad laboral, sabrás qué objetos necesitas para trabajar adecuadamente en casa. Haz una lista de mobiliario y elementos. Desde sillas, pintura, hasta tableros y material de papelería.

Decoración
Es la hora de poner manos a la obra. Si tu elección fue cambiar el color de las paredes, te recomendamos tonos claros y uniformes, esto le da un toque de minimalismo, luz y orden al espacio. Después viene la decoración y diseño del mobiliario; por lo menos necesitas una mesa o escritorio y una silla cómoda. Trata de que el acomodo le dé amplitud a tu nueva oficina y evita que choque con otro muebles de la casa.

Imprime tu toque

Es indispensable que te sientas cómodo en tu nuevo espacio laboral, que te gusten los muebles, colores, acomodo y todo de acuerdo a tu personalidad. Si no tienes idea de cómo te gustaría diseñar y decorar, busca tableros de imágenes en internet, te darán una idea de cómo sacar mayor provecho a los pequeños espacios para convertirlo en la mejor oficina sin salir de casa.

Volver a página anterior