No necesitas comprar una nueva casa para ser ecológicamente responsable. Las principales acciones que caracterizan una buena actitud en este sentido son, ahorrar agua, reducir el gasto de energía, así como de gas, y promover el cultivo de vegetación nativa

¿Sustentable o ecológica?

La diferencia frente a una casa sustentable, es que ésta ya contempla en su diseño las soluciones que contribuyen para preservar los recursos naturales, una residencia “ecológica” requiere adaptaciones.

Pero estas adaptaciones, además de que serán ecosustentables y beneficiarán a la comunidad, también representarán una ganancia para ti, ya que disminuirán tu gasto en el pago de servicios.

Primero el agua

“El aspecto que hoy exige nuestra mayor atención es el desperdicio del agua”, señala Desiree Martínez, presidenta de la Federación Internacional de Arquitectos Paisajistas.

Existen estudios que señalan que nuestra ciudad registra uno de los consumos de agua más altos del mundo: “cerca de 300 litros diarios por habitante”, cita la arquitecta.

En este sentido, las adecuaciones para transformar un espacio en una casa ecológica están orientadas al ahorro de éste líquido.

Aguas grises reciclables

En opinión de Desiree Martínez, una solución interesante “es implementar mecanismos para almacenar el agua gris que se genera en los hogares –durante la ducha, o el agua de las lavadoras—, para regar el jardín, dar la descarga del WC, así como para la limpieza general de la casa”.

Esta agua no contiene grasa ni contaminantes, anota Martínez, y para que sea aún más limpia, ella sugiere utilizar productos biodegradables.

Reciclar esta agua exige implementar un piso falso en el área de la regadera, explica la arquitecta: “Se trata de hacer un sistema en el que la inhabilitación temporal de la coladera que va al drenaje sea una opción, con el fin de conducir esta agua por una tubería a un tinaco. Cuando éste se llene, se puede abrir el camino al drenaje”.

Agua de lluvia

La captación de agua pluvial es otra alternativa. Si cuentas con el espacio y los medios, puedes adaptar tinacos –en la zotehuela, o bien, enterrados en el patio, los cuales habría que tapar en cuanto se llenen—, para captar esta agua. Esta es una buena idea en edificios o condominios en donde la inversión es compartida.

Azoteas verdes

Puedes aprovechar al máximo tu azotea ya sea como recolector de agua pluvial –el cual se forma a través de un jardín con poca tierra, plantas de bajo consumo de agua y un suelo arenoso o con bastante tezontle que servirá para retirar el polvo y las partículas suspendidas en el aire. El costo por metro cuadrado de este tipo de instalación aproximado es de $500 a $1,200 pesos por metro cuadrado.

Asimismo, apunta Desiree Martínez, “si quieres captar mayor cantidad de agua, es posible poner canaletas que conduzcan el agua a algún depósito”.

Otra función de los jardines de azotea es ser un aislante térmico, ideal para regular la temperatura al interior de las casas. Para la experta, “si se fomentara la proliferación de techos verdes en el Distrito Federal, se estarían ampliando los espacios verdes, lo cual ayudaría a bajar la temperatura de estas islas generadoras de calor urbano”.

Para este proyecto hay opciones económicas, como poner jarrones, o bien, módulos de macetas preplantadas. Eso sí, es fundamental una correcta impermeabilización para evitar encharcamientos y humedades.

Jardines verticales

Las paredes verdes son ideales para blioquear la entrada de calor, pues forman una capa aislante que evita que entre el calor; asimismo en tiempos de frío lo retienen. Es un excelente aliado para el ahorro de energía de aire acondicionado o calefacción.

La experta destaca que, si bien desde el punto de vista de la decoración son muy bonitas, los jardines verticales son de alto mantenimiento. “Por lo común, son plantas tropicales de alto consumo de agua, requieren bombeo –gasto de energía—; y como están fuera de sus condiciones naturales, a la intemperie, están sujetas al clima, además dependen del abono que les pongas disuelto en el agua, así como de trabajo de jardinería”, explica.

La paisajista agrega que “la mejor opción son las plantas trepaderas –hay especies nativas muy lindas- ya que están plantadas en el suelo o en una maceta, donde su riego no tiene ninguna complicación y son de muy bajo mantenimiento; se enredan solas, o con pequeños respalditos, y cumplen con la función decorativa y aislante”.

Ilumina sin contaminar

Respecto del uso de luz eléctrica, lo mejor es el uso de lámparas leds, que aunque son más caras que las fluorescentes, duran mucho más y no contaminan a la hora de su desecho.

Ahorro en gas

En cuanto al uso del gas, la arquitecta observa que habría una franca disminución de su uso, si acercas el calentador a la regadera. “Con esto, el agua caliente sale casi de inmediato, ahorras gas, pero principalmente agua”, apunta.

También el uso de boilers ahorradores o “de paso” puede generarte un importante beneficio, dice Martínez.

El calentador solar es una buena alternativa si tienes espacio en tu vivienda, y ya son muy accesibles.

El color

Los muros de tu hogar son el principal regulador de la temperatura al interior, por ello elegir el color correcto para la fachada te ayudará a evitar un ambiente demasiado cálido o frío.

Elige tonos claros si tu casa suele ser muy soleada, de lo contrario la gama de cálidos y oscuros es la opción.

Diseño interior

Los muebles ecológicos están hechos con materiales naturales, orgánicos o reciclados. Las maderas que se utilizan por lo general están certificadas, además no poseen compuestos orgánicos volátiles.

Los revestimientos que se utilizan son por lo general de algodón, lana, seda o látex 100% naturales o biológicos. Los colores se realizan con tinturas vegetales.

Hay una amplia variedad de materiales que se utilizan, cómo el acero reciclable. Además, las prensas para laminar son calentadas con agua y no con aceite para alargar su duración y no producir desechos por reparaciones.

Entre los fabricantes que actualmente elaboran este tipo de mobiliario en México están: Guaily, Reciclando.mx y Ecomuebles.

Para el piso, te sugerimos alfombras y tapetes de fibras naturales como coco, yute, algas marinas y sisal.

Vive verde

Otras medidas importantes se originan en tus actividades diarias como:

• Colecta el aceite de freír y entrégalo a las empresas que ya están trabajando en su reciclaje como BioFuels.

• Sustituye el uso de la tarja por una máquina lavatrastos representa ahorros importantes de agua.

• Cierra la llave de la regadera durante el baño y a la hora de lavar trastes.

• Toma en cuenta que las plantas de interior que mejoran la calidad del aire.

• Instala ahorradores de agua en todas las llaves y regaderas.

• Recicla los residuos orgánicos para crear composta.

• Diseña la casa de forma que las habitaciones donde pasas más tiempo sean las de mayor iluminación natural.

Volver a página anterior