Por vez primera, la firma Pantone elige dos tonos como el color que dominará 2016 – Azul Serenity y Rosa Quartz- que evocan paz interior y tranquilidad y funcionan como antídoto contra el estrés. Pantone define esta tonalidad de azul como ligera y etérea como el cielo, mientras que el rosa es persuasivo pero delicado y transmite compostura.

La elección de ambos tonos refleja los movimientos sociales que luchan por la igualdad de géneros y el descenso de prejuicios hacia el uso de colores antes encasillados.

El proceso de elección lo deciden diez expertos del Pantone Color Institute tras realizar una labor de investigación a nivel internacional, basado en tendencias de sectores como la moda, arte o cultura.

Concebidos para el hogar

Leatrice Eiseman, directora ejecutiva de Pantone Color Institute, explica en exclusiva para Metroscúbicos que ambos tonos están pensados para aplicarse en interiores residenciales, de forma aislada o conjuntamente con otras tonalidades como el marrón nuez,  el dorado cremoso o el azul marino. “Aportan serenidad y tranquilidad, creando un entorno relajado”, explica.

Además, ambos son apropiados para accesorios como “alfombras, ropa de cama o tapicerías y en combinación con estampados que potencien la dualidad de ambas tonalidades”, revela Eiseman. La directora ejecutiva de Pantone Color Institute agrega que ambos colores tendrán una fuerte presencia en objetos como velas, boles decorativos o vasijas, añadiendo “acentos sutiles de color que contribuyen a un entorno donde predominen la calma y el bienestar”.

Sobre el tipo de acabados más apropiados, opina que ofrecen una gran versatilidad: “les favorecen las superficies traslúcidas, esmaltadas, mates y metálicas”, concluye.

Volver a página anterior