Amueblar espacios pequeños es una tarea complicada cuando se elige el mobiliario. Hasta hace apenas un par de décadas, los departamentos nuevos medían por lo menos 80 metros cuadrados, y los muebles de sala, comedor, vitrinas, trinchadores y cantinas, se adaptaban perfectamente al espacio sin tener que hacer mucha planeación al respecto.

Actualmente, las nuevas formas de habitar como la vida con roommates cambiaron nuestras dinámicas sociales. El crecimiento poblacional, por ejemplo, orilló a la construcción vertical de departamentos de entre 45 y 90 metros cuadrados.

Este escenario no debe significar un problema, por el contrario, debe proponer retos a los campos del interiorismo, la arquitectura, la sociología, para impulsarnos a resolver acertadamente desde nuestros terrenos de acción aquellos factores que amenazan la calidad de vida los consumidores.

Evalúa antes de elegir

Para hacer una correcta elección de mobiliario hay que tomar en cuenta tantos factores como sea posible. Por ejemplo: determinar el nivel de uso te permitirá elegir el material y color adecuado. No es lo mismo un sofá que estará en un estudio y se utilizará ocasionalmente, que el sillón de la sala de una familia que tiene niños o mascotas. ¿Quiénes usarán el mobiliario? Si hay adultos mayores o personas con alguna discapacidad las características de altura o rigidez toman importancia.

Por ejemplo, ahora sabemos que para un departamento de 60 metros cuadrados o menos, los trinchadores, cantinas y vitrinas son obsoletos, por el contrario, muebles diseñados a escala, con líneas rectas, de doble o triple utilidad, plegables, sillones sin abrazaderas, y con capacidad de almacenamiento serán la opción ideal.

En general para los espacios reducidos es importante evitar la sobre ocupación, permitiendo la mayor multifuncionalidad de los recursos y haciendo de estos departamentos un espacio verdaderamente acogedor, con identidad y únicos.

La elección correcta de los colores, las texturas, espesores y la iluminación que dispongamos en los distintos rincones, puede ayudar definitivamente a reducir aún más el espacio o bien a privilegiarlo y ampliarlo visualmente.

Seguiremos viendo un sinfín de tendencias en colores y tamaños, pero si ese sillón enorme que está de moda, no te ayuda a disfrutar tu hogar y no se adapta a los cambios que ocurren en tu vida, definitivamente no es para ti, recuerda que el principal objetivo al elegir un mueble es mejorar tu calidad de vida.

Volver a página anterior