Eres joven, sin responsabilidades financieras, trabajas sólo para ti, te quieres comer el mundo y estás seguro que faltan muchos años para comenzar a preocuparte por conseguir grandes cantidades de dinero que invertirás en metas como comprar una casa, ¿cierto?

Sentimos desilusionarte porque, quizá en tu cabeza sí existe la idea de ser dueño de tu propia casa (al menos) en la próxima década, y ¿qué crees? el momento justo para comenzar a ahorrar es ahora. Es por ello que no deberías tener un actitud de YOLO y derrochar cada quincena que llega a tus manos, aprende a ser responsable con tu dinero y gastarlo, ahorrarlo o invertirlo de manera inteligente.

YOLO (You Only Live Once) es una actitud, casi un estilo de vida adoptado por la generación Millennial para lanzarse a hacer cosas o tomar decisiones sin pensar en consecuencias, ventajas o desventajas, la toma de decisión va impulsada por las emociones o los sentimientos del momento. La justificación es que “sólo se vive una vez” y, ¿para qué ahorrar si quizá mueras mañana? O “es mejor divertirse ahora, en el momento”.

Esto no es divertido

Lo sabemos, trabajas muy duro para obtener un salario y tal vez no sea la gran paga (porque estás en el inicio de tu carrera profesional). A veces lo único que quieres es disfrutar y tener la satisfacción de gastar tu propio dinero, lo entendemos pero, podrías destinar una pequeña cantidad de ese ingreso en una cuenta de ahorro o inversiones como CETES. Aprendiendo a dividir tu dinero, podrás divertirte con más de seguridad financiera, y ello te permitirá comenzar a tener una cantidad proyectada para la compra de tu casa, o qué tal de un enganche con gastos de compraventa incluídos.

Ahorra ahora, para mañana

Entonces, ¿qué significa para el aquí y ahora? Quiere decir que es momento de empezar a tomar tus finanzas un poco más en serio. No es necesario cortar toda la diversión, pero tal vez puedes disminuir los gastos hormiga o evitar ir de compras y adquirir cosas que no necesitas.

Piensa que algunos fines de semana puedes salir a pasear con tu mascota, ir a algún museo o quedarte en casa viendo alguna película, en lugar de salir al cine, a comer, conducir tu auto y gastar en gasolina, pues todo esto representa pérdidas para tus finanzas y tu plan de ahorro.

Aprende siglas y abreviaturas

Cuando estés listo para empezar a pensar en la compra de casa (en un futuro), tómate el tiempo para entender los temas “aburridos” como créditos hipotecarios, tasas, intereses, mensualidades, escrituras etc. Ser responsable financieramente no siempre es súper divertido, sin embargo recuerda que, podrás ser el primero de tus amigos en estar financiando la compra de tu casa y tus deudas se verán disminuidas, el futuro se ve más fácil si comienzas a trabajar en él ahora y te alejas un poco del YOLO.

A veces, un poco de responsabilidad en el presente, deja espacio para mucha más diversión después.

Volver a página anterior