Elegir el color adecuado para las paredes de nuestras habitaciones puede ser una tarea agotadora y abrumante, pues nos preguntamos cómo y por dónde comenzar cuando existen miles de matices. Para ayudarte a tener más confianza a la hora de pintar, algunos diseñadores de interiores comparten cuáles son los 7 errores más comunes en la selección de pintura.

1 Elegir el tono sólo por haber visto la muestra del color. De acuerdo con el diseñador Kaylan Kane, las muestras de pintura son engañosas pues no siempre reflejan cómo lucirán en las superficies. Recomiendo pintar un área antes de comprometerse a un color.

2 No considerar el cambio de los colores durante el día. Según la luz del espacio y la hora del día, el color en las paredes cambia. La diseñadora de interiores Caitlin Wilson está de acuerdo: “Siempre es mejor probar la pintura y convivir con ella por un par de semanas”. “Pinta una hoja grande de papel y muévela alrededor de la habitación en diferentes momentos durante el día.”

3 No tener un plan para la decoración total de la habitación. Cuando un espacio se decora por primera vez, hay que tener en cuenta cómo queremos que luzca, de lo contrario la combinación entre mobiliario y colores serán un desastre. Jennifer Schmidt nos dice: “¿Qué pasa si te enamoras de un color azul marino sofá fresco, pero su abrumado por paredes que ya has pintado rojo?”. Por ello, es importante elegir primero los muebles y después los colores de la pintura.

4 Buscar colores demasiado brillantes. Para lograr un efecto impactante en nuestras paredes, a veces buscamos colores claros muy intensos. Cuidado, Caitlin Wilson recomienda mezclar colores tonos tierra en lugar de blancos brillantes, pues el contraste será mucho mejor.

5 Creer que todos los beige son iguales. Lo mejor es elegir un beige neutro, ya que no todos los tonos de este color son iguales, existen gamas.

6 No romper las reglas. Mucha gente le tiene miedo a los colores obscuros pero, en espacios pequeños, los tonos bajos dan una sensación acogedora. A Jennifer le gusta pintar los espacios pequeños en tonos profundos: “En un pequeño espacio, un color oscuro en realidad hace que las esquinas sean cómodas”.

7 Vivir con un color que no te gusta. Es una pena que tengas que volver a pintar un espacio que no luce como tú esperabas, de acuerdo con Jennifer “Las personas se decepcionan cuando el color sale más ligero en las paredes que lo que se reflejó en la muestra de la pintura”. Sin embargo es uno de los errores de diseño más barato y más fácil de corregir.

Volver a página anterior