Antes de que tu mascota llegue a casa hay detalles que debes preparar para asegurar que el nuevo integrante no se convierta en un desastre. Por ello te recomendamos estos seis prácticos consejos:

1. Tengan claro qué le toca a quién.

Es importante que la decisión de que llegue una mascota a la casa sea de todos los que viven ahí. Así cada quien puede tener un rol en las tareas. Hablen de las reglas que se tendrán que respetar para que todos le den las mismas instrucciones y así aprenda más rápido qué se puede y qué no. ¿Se podrá subir a los muebles? ¿Puede dormir en el cuarto? ¿Va a comer dos o tres veces al día?

2. Prepara sus accesorios necesarios

Lo ideal es que no te vuelvas loco en las compras hasta que hayas convivido con tu nueva mascota y sepas más o menos qué le gusta y qué no. De inicio lo recomendable es cubrir la lista básica:

  • Correa y bolsitas para desechos
  • Cama o tapete
  • Comida
  • Platos
  • Contacto del veterinario
  • Un juguete
  • Algunos premios para ayudarte a iniciar el entrenamiento y para convencerlo de hacer cosas

3. Los primeros acuerdos

Decidan cómo se va a llamar, llámenlo por su nombre y no por apodos, al menos hasta que distinga bien cómo se llama. Elijan qué comandos van a usar y sean consistentes con las instrucciones. Si tú no lo dejas subir a la cama pero tu esposo sí, a tu mascota le va a costar más trabajo saber cuáles son los límites.

4. Enséñale dónde están sus espacios

Desde el primer día deben dejarle claro dónde será el lugar autorizado para sus necesidades. Tengan paciencia, acaba de llegar y no conoce la casa. Es importante que cuando orine en un lugar equivocado, lo lleven inmediatamente al lugar correcto para que entienda dónde debe ir.

5. Revisa tu casa

Esa plantita que tanto quieres o ese par de zapatos que amas son nuevos para la mascota y probablemente le parezcan un juguete. Revisa que no haya cosas en el piso que se pueda comer y que no haya nada con mucho valor (monetario o sentimental) que el nuevo integrante pueda destruir de emoción el primer día. Igual, cuida que la basura no esté a su alcance porque sabemos que hay muchos animales que aman regarla por toda la casa.

6. La rutina

Establece los horarios en los que comerá, paseará y más o menos a qué hora puede ir al baño si es que necesitas que salga a pasear para hacerlo. Así será más fácil que sepa cuándo le toca qué y evitarán accidentes.

Tener una nueva mascota te va a cambiar la vida y si establecen las reglas y los límites desde el principio, ambos serán muy felices. Recuerda ser paciente, él es el nuevo del hogar y tiene mucho que aprender pero esto no va a suceder de un día para otro. Juega mucho y recuérdale todos los días que lo quieres mucho.

Volver a página anterior