En cuanto a colores, el azul Klein o azul eléctrico es el favorito de este año, tanto en la decoración como en el mundo de la moda y la belleza.

La tendencia animal permite que gatos, perros o aves le den vida a las piezas de diseño. Si el animal print estuvo de moda hace un año atrás, hoy las formas animales han tomado por asalto los hogares.

Este año, el cristal pierde su clásica tonalidad y llega en todos los colores para iluminar nuestros espacios y darle un tono distinto a cada rincón, manteniendo su toque cálido y delicado.

En esta era de calentamiento global, lo mejor que podemos hacer para cuidar nuestro ecosistema es reciclar, por ello muchos diseñadores ya siguen la regla de las tres “R” (Reciclar, Reutilizar y Reinventar). Rescatar muebles viejos también forma parte de esta tendencia, así como crear objetos con plástico.

Una tendencia que cada vez gana más adeptos es lograr acabados texturados en las paredes. Actualmente, ya se comercializa el papel mural con efectos en bajo o alto relieve.

Volver a página anterior