La plataforma online de ahorro Piggo organizó un webinar con diversos expertos en temas inmobiliarios, para platicar sobre cómo lograr tener una casa, o independizarte.

Los invitados fueron: Wendy Solis, editora general de Metros Cúbicos, Fabiola Muñiz, directora del blog Depa de Soltera y Oscar Castillo, director de tecnología del sitio Dada Room.

Estas son las respuestas a las dudas más recurrentes recibidas por parte de los escuchas.

 1.    ¿Por qué los precios de las casas son tan altos?

Esto tiene que ver con la zona. Por ejemplo, la Ciudad de México está entre las más caras del mundo. Sin embargo, algo que debemos plantearnos siempre es: ‘¿Caro respecto a qué?’ Ante esto la clave es realizar una búsqueda y estar consciente de que, a veces, hay que hacer sacrificios, como por ejemplo: tener que vivir a unas cuadras de las zonas más hot, a cambio de pagar menos.

2. ¿Cómo sé si me va a alcanzar para vivir solo?

Para empezar, realiza una lista de todo lo que vas a necesitar. Desde muebles y servicios sin los cuales no puedes vivir, como: Internet, gas, luz, agua, electricidad, y televisión de paga. Luego, considera el gasto por alimentos.

Eso te dará una idea clara de cuánto te podrías gastar mensualmente, con esto como base podrás decidir qué tipo de vivienda te conviene, si comprar o rentar, hacerlo solo o con roomie.

3. ¿A qué edad es recomendable salir de la casa de tus papás?

No hay una edad determinada. Es cuestión de madurez y de darse cuenta si ya estás listo emocional y financieramente. Para saberlo considera cosas como: si ya ahorraste lo suficiente, si tienes un trabajo fijo, si tienes deudas.

Pero sobre todo no te cases con la idea que cuando tengas cierta edad te vas independizar, porque si no lo logras te vas a frustrar.

4. ¿Cuánto de mi sueldo debo destinar al ahorro de mi casa?

Entre el 30 y 35 por ciento.

5. ¿Que es mejor rentar o comprar?

Rentar es primer paso. Esto te va permitir saber cuánto gastas y cuáles son los costos a los que te vas a enfrentar. Y cómo nadie experimenta en cabeza ajena, sólo haciéndolo vas a saber.

Si ya te sientes listo para comprar, un buen ejercicio es ponerte una meta de ahorro mensual. Por ejemplo, el 80% de lo que pagarías de hipoteca. Si sales avante de esta prueba, estás listo para comprar. Sólo no olvides considerar el enganche y todos los otros trámites.

6. ¿Vivir con roomie?

De entrada es una cuestión de economía porque es mucho más barato que vivir solo. Vivir con un roomie te permite acceder a mejores colonias, porque gastarás menos.

El siguiente paso es hacer acuerdos de cosas tan básicas como fumar, la fiestas, la limpieza, el súper compartido o no. La base de todo es la comunicación.

7. ¿Cómo elegir una buena casa?

Piensa en tus necesidades -si va a vivir solo ¿para qué quieres dos recámaras?-. Luego, recuerda que la mejor casa es aquella en la que puedes vivir seguro y cómodo. Para saberlo, camina la zona, experimenta, visítala en diferentes horarios y días, pregunta a los vecinos sobre cosas como si se va el agua, cuándo pasa la basura, etc. Si cumple tus expectativas no lo pienses más.

8. Si ya decidí comprar mi casa ¿Qué sigue?

Aunque suene obvio pagarla en tiempo y forma. Segundo darle mantenimiento, esto para que tu propiedad mantenga siempre su valor de reventa o para que puedas rentarla a un mejor precio. Tercero -y el más importante-, disfrutarla, porque estás gastando gran parte de tus ingresos.

9. ¿Cómo saber si estoy listo para tener una casa?

De inicio debes ser económicamente estable, evaluar tu momento de vida y haber ahorrado. Pero ¿por qué ahorrar? Muchos de los bancos te premian con mejores tasas si el monto de tu enganche es mejor, así que abre ya tu cuenta para que nada te detenga.

10. ¿Puedo rentar sin tener aval?

Sí, para ello debes adquirir un ‘seguro de aval’. Otra opción es que hables con el casero una vez que hayas encontrado alguna propiedad que te interese. Actualmente, con cada vez más jóvenes rentando, este modelo se está flexibilizando, eso sí, ten en cuenta que es posible que tengas que dar una mayor cantidad para el depósito.

11. ¿Cuánto tengo que tener ahorrado a la hora de comprar una casa?

Piensa en una base del 20 por ciento del valor de la propiedad. La otra parte que quizás debas considerar dependerá de cuánto te preste el banco. Ubica la propiedad que te gusta y acude a un banco a precalificarte, así sabrás claramente cuánto te prestarán. A eso, súmale gastos por apertura de crédito, gastos notariales, avalúo y mudanza.

12. ¿Edificio nuevo o usado?

Un inmueble tiene una vida útil de al menos 100 años. Un departamento ‘viejo’ -20 a 30 años- es mucho más grande y puedes conseguir un mejor precio.

No tengas miedo en preguntar por la edad del edificio o de la casa. Si es nuevo, considera la cuota de mantenimiento, ya que puede ser elevada, dependiendo las amenidades que tenga.

13. ¿Cuáles son los gastos imprevistos que surgen al rentar una casa?

Aunque parezca absurdo, la comida es un gasto que te puede poner contra la pared, ya sabes no te das cuenta de lo que realmente cuestan las cosas sino hasta que estás fuera de la casa de tus papás, así que no pierdas de vistas esto.

El mantenimiento interior es otro factor de gasto. Además de lo que hayas acordado con tu casero, siempre ten un apartado para cambiar focos, arreglar un baño, un cerrajero, un electricista, ya sabes esas descomposturas nunca avisan y es mejor que no le peguen a tus finanzas mensuales.

Otra parte, es tener reservar un pequeño monto para decoración y así puedas dejar ese espacio a tu completo gusto.

14. Solo o con ¿roomie?

Si nunca has probado la libertad, lo más recomendable es empezar con un roomie, no sólo porque gastarás menos, sino porque experimentarás lo que te gusta y lo que no. Prueba por lo menos seis meses o un año, luego decide que es mejor para ti y tus finanzas.

Volver a página anterior