Navidad es sinónimo de fiesta y regalos y ningún obsequio realmente lo es si antes no experimentaste el terrible estrés en la búsqueda del detalle perfecto para esa persona especial: un peluche, una bufanda, un suéter o algún aparato de última generación.

Cualquiera que sea el caso, una vez que diste en el clavo y estás listo para dar tu regalo, te das cuenta que tienes otro dilema ¿cómo decorarlo?. Envolver en celofán está pasado de moda, dejarlo con la cubierta de la tienda donde lo compraste no es suficiente, así que toda la ayuda que puedas obtener para esta emergencia es muy valiosa.

No importa si el obsequio es grande o pequeño, te presentamos una serie de ideas para que con poco esfuerzo los conviertas en una maravilla.

Regalos que puedes guardar en una caja

  • Doble envoltura

En cajas pequeñas la clave es usar capas. Al añadir por lo menos dos colores y estampados diferentes, harás que tu presente luzca sofisticado y mucho mejor que si lo forraras con un solo tono. La recomendación es envolver primero la caja con un color sólido para después agregar una tira de papel con trazos divertidos. Finalmente, decora con un moño de rafia o un listón de un tercer color combinable. Prueba un fondo café, decorado en verde y moño fucsia.

  • Multiestampado

Si buscas un resultado visual mucho más impactante para cajas de mayor tamaño, forra la base y su tapa con dos estampados distintos. Intenta hacerlo con un pliego de papel rojo a lunares, luego contrasta con otro de motivos navideños, la idea es que se diferencien claramente y luzcan en armonía. Por último, coordina el color del moño con el de la base, puedes usar cinta de organza, lucirá genial.

  • Estilo elegante

Para un resultado chic te proponemos jugar con tonalidades verdes, color blanco y plateado. Usa papeles con tramas o texturas diversas, incluso encaje. Obtendrás un look de lujo extra si añades bisutería. La joyería de fantasía abandonada en el cajón o los adornos navideños de años pasados son muy útiles en estos casos. Si por el contrario crees que menos es más, prueba con una envoltura de papel craft y remata con un elegante moño satinado color dorado. Discreto pero refinado.

  • Para ellas

Una excelente opción para los caballeros es forrar una caja pequeña con delicado papel blanco, enredar un listón grueso negro por los cuatro lados para formar un sencillo moño en la parte superior y colocar en medio de este una hermosa flor blanca, ya sea natural o artificial. Esta manera tan distinguida de ofrecer tu regalo seguro le fascinará.

  • Para ellos

También hay un estilo formal de envolver regalos masculinos. Si tu obsequio es suficientemente grande, envuélvelo en papel dorado y en lugar de moño, coloca una corbata de satín azul metálico –como si se tratara de una camisa-, si la caja es más bien pequeña, lo indicado será usar un moño negro para smoking. Cuelga una etiqueta personalizada de papel reciclado y sorpréndete del resultado.

  • Angelical

Forra la caja de blanco, ata un listón de 2 cm de ancho del mismo color a su alrededor, forma un moño en la parte de arriba y al final añade cuatro plumas blancas, dos por arriba del moño y dos por debajo de él. Parecerá que tu obsequio fue decorado por un ángel.

Para botellas de vino

Si eliges llevar una botella para la cena, intenta lo siguiente para dar un toque diferente a este clásico navideño.

  • Botellas bien abrigadas

Una forma peculiar y adorable de envolver una botella de vino es usando lana. Busca un suéter de este material que ya no uses y corta una de las mangas. Ten cuidado al calcular la altura. Introduce la botella por el hueco, cose la base de la manga y cierra la bolsa que has formado con listón. Si tu suéter es verde usa cinta blanca, si la prenda es blanca utiliza gris claro. La combinación es estupenda.

  • 2 regalos en 1

A todos nos gusta recibir más de lo que esperábamos. Esta navidad regala al 2 x 1 con un sencillo tip: compra una toalla de cocina de diseño elegante y envuelve con ella el vino. Primero coloca la botella en medio de la tela, une las esquinas hacia arriba y sujeta con un cordel. Además de fácil, será un presente de gran utilidad.

  • Entre cuates

Si vas a regalar whisky a tu mejor amigo lee este consejo: elige tres cartas diferentes de póquer, perfóralas en una esquina y amárralas con listón rojo en el cuello de la botella. Este pequeño detalle aporta un toque muy varonil.

  • Glamoroso

Consigue un listón ancho, de unos 4 cm (medio metro bastará). El color verde aceituna es una buena opción. Extiéndelo a la mitad -a la altura del corcho-, enrédalo dos veces de arriba a abajo y termina con un moño sencillo. Si no te gusta el verde, combina el listón con el color de la etiqueta. Tu obsequio destilará glamour.

Para cuidar el ambiente: eco-envolturas

  • Bolsas de tela

Esta sencilla manualidad es bastante amigable con la naturaleza y con tu bolsillo. Solo necesitas un retazo de tela, coser y añadir un cordón para cerrar el saco. Utiliza raso para un acabado brillante, terciopelo para un acabado barroco y vintage, estampada para un resultado exótico. Lo increíble de este accesorio es que puede ser usado una y otra vez.

  • ¡Con hojas!

¿Habías escuchado esto? La corteza de abedul y las hojas frescas son muy flexibles, lo cual las convierte en un extraordinario material para envolver tu regalo. Existen varias alternativas: Enrolla con una hoja de banana, ata con lazo delgado y decora con un trozo de canela en rama; usa hojas de bambú, después amarra con hilo cáñamo; o bien, envuelve con corteza de abedul y adorna con la pluma de un ave, es común encontrarlas en el camino.

La naturaleza nos ofrece ornamentos magníficos y económicos. Solo recoge varitas, un poco de hierba o busca piñas la próxima vez que vayas al parque. Decora con un trozo de pino y añadirás a tu regalo un aroma delicioso.

Si quieres ir más allá, crea tus propias etiquetas a base de hojas frescas, busca un bolígrafo de tinta metálica y escribe sobre ellas. La hiedra y las hojas de laurel son ideales para poner en práctica esta tendencia.

Ahora ya tienes muchas ideas para elegir, no esperes más y pon manos a la obra. ¡Felices fiestas!

Volver a página anterior