Un auténtico detonante para la economía del Estado representará el proyecto del Centro Internacional de Congresos de Yucatán en el que se invierten mil 200 millones de pesos, y que se construye en una de las mejores zonas colindante al área de hoteles en Mérida.
El nuevo espacio se levanta en una superficie de 49 mil 825 metros cuadrados, entre las avenidas Colón y Cupules con el cruce de las calles 60 y 62 de esta capital.

Con el inicio de la edificación de este Centro, ya están en marcha las cinco grandes obras de infraestructura en materia educativa, turística, cultural, de justicia y salud anunciadas por el gobernador del Estado, Rolando Zapata Bello.

Al hacer un llamado al sector empresarial a aprovechar este lugar para invertir e incrementar el desarrollo de sus negocios, el titular del Poder Ejecutivo destacó que se escogió este sitio, a escasos metros del emblemático Paseo de Montejo, porque está en un punto estratégico dentro del área donde se encuentran los principales hoteles, lo que facilitará la movilidad de los turistas y el impulso de la actividad económica.
“Queremos que el Paseo de Montejo, la avenida Colón y la Cupules, así como el Centro Histórico en su conjunto, tengan una mejor perspectiva de futuro.

Una perspectiva fundada en la importancia del turismo, en específico de reuniones, para que la economía crezca y se generen empleos de calidad, y una perspectiva de futuro sólido, con un rostro económico de éxito y bienestar para todo Yucatán”, subrayó Zapata Bello.
Se habló de que el diseño y ubicación son elementos que harán al nuevo Centro un atractivo de gran valor para detonar inversiones en hospedaje, restaurantes y servicios.
Se resaltó que con esta obra, la entidad fortalece y moderniza su infraestructura al tiempo de que renueva sus servicios para atraer más y mejores eventos de carácter nacional e internacional, que la consoliden como líder en este importante segmento. Además, se suma a los esfuerzos que la Sectur realiza para posicionar al país como un destino de vanguardia en materia de reuniones y convenciones.
“Por este importante proyecto que comienza a desarrollarse y por la relevancia que hoy guarda Yucatán para el turismo nacional, extiendo mi más amplio reconocimiento al Gobernador, cuyo trabajo y compromiso hacen que esta actividad siga siendo motor del desarrollo para México”, resaltó.

Se explicó que la inversión de mil 200 millones de pesos del Centro contempla la adquisición del terreno y el proyecto ejecutivo, así como el diseño, construcción y equipamiento.

La propuesta fue elaborada por Elías Estudio, una firma especializada en recintos para convenciones y en hoteles; para su elaboración, se apoyaron en Álvaro Ponce Arquitectos. En tanto la edificación, que durará aproximadamente 18 meses, estará a cargo de la firma Opresa y generará 600 empleos directos durante su ejecución.

El nuevo espacio, que iniciará funciones en el segundo semestre de 2017 y que podrá albergar hasta 22 mil asistentes, contará con una plaza principal al aire libre de cuatro mil 335 metros cuadrados con acceso por las avenidas Colón y Cupules, lo que le dará vida y funcionalidad, integrándolo al entorno urbano. También, con un foyer (vestíbulo) general en las tres plantas que ayudará a la total distribución y libre tránsito de hasta 12 mil personas.

Asimismo tendrá dos terrazas en la planta alta para eventos sociales complementarios a los congresos y convenciones, 10 oficinas para comités organizadores, dos zonas de servicios, una extensa área de trabajo con seis andenes para vehículos pesados y siete espacios para automotores intermedios.

De igual forma, nueve bahías de autobuses para el embarque y desembarque de personas lo cual permitirá el arribo simultáneo de 500 asistentes cada cinco minutos y un estacionamiento subterráneo de 18 mil metros cuadrados con capacidad para 467 automóviles.

Detonante para el turismo

La construcción del Centro Internacional de Congresos de Yucatán, obra considerada por el gobierno del Estado como el proyecto que detonará la actividad turística de la región y le permitirá a la entidad posicionarse como uno de los destinos más completos del país.

Este proyecto que concluirá en 2017 complementará la infraestructura turística de Yucatán, pues el actual centro de convenciones y exposiciones es insuficiente para cubrir la demanda que se tiene en ese segmento.

En los últimos años, precisó, el turismo de Congresos y Convenciones en Yucatán ha tenido un incremento global de 11.9 por ciento y de acuerdo con estadísticas oficiales, cada turista que asiste a un Congreso o Convención genera una derrama económica promedio de 11 mil pesos diarios, con una pernocta de dos a tres días.

En este sentido, el gobernador Rolando Zapata subrayó que esta obra fue planificada de manera integral, con una vocación global y especializada, para que al entrar en función sea versátil y se adapte a las necesidades de los organizadores de congresos de nueva generación.
Aclaró que el actual Centro de Convenciones Yucatán Siglo XXI seguirá funcionando, y será utilizado para eventos de gran formato, como exposiciones, mientras que el Centro Internacional de Congresos tendrá una vocación de carácter mundial.

Además, por la ubicación que tendrá el Centro Internacional de Congresos, en la llamada zona hotelera de Mérida, a 150 metros del Paseo de Montejo, lo sitúa estratégicamente para la movilidad de los turistas.

Otra ventaja de esa ubicación, indicó, es que se ubica a 10 minutos del Centro Histórico de la ciudad capital y a 15 minutos de los hoteles que están cerca del Centro de Convenciones Yucatán Siglo xx1.

Promoción a todo lo que da

Por su parte, el secretario de Fomento Turístico del gobierno del Estado, Saúl Ancona Salazar destacó que esta obra permitirá dotar a la capital yucateca y su principal zona turística y hotelera, de un espacio para recibir 10 mil convencionistas al mismo tiempo.

Asimismo, ofrecerá espacios financieros y comerciales para el impulso de este sector del turismo.

Este espacio, añadió, permitirá aprovechar las oportunidades que representan el crecimiento en el sector de los negocios, encuentros de profesionales o exposiciones de productos, lo que hace necesario aumentar la capacidad de la infraestructura instalada.

“Los cambios en el modo de viajar y nuevas dinámicas de la industria hacen necesario que se ajusten constantemente a las innovaciones, a los gustos y preferencias de los viajeros potenciales para ofrecer las mejores experiencias posibles”, indicó en su discurso.

Agregó que para Yucatán “el turismo de reuniones ha sido una prioridad desde el 1 de octubre de 2012, adecuando, reorientando y construyendo nuevas estrategias y acciones para acceder de manera rápida y competitiva al gran mercado nacional e internacional”.

Aseguró que el Centro de Congresos es “una obra que vendrá a potencializar la vocación de Yucatán en el turismo de reuniones”, avalado por la Destination Marketing Association International con más de 100 años de respaldo en la industria de reuniones.

El inmueble contará con 49 mil 825 metros cuadrados de construcción, que incluyen un salón con capacidad hasta para seis mil personas divisible en seis áreas para mil personas cada uno o 12 salones para 500 sujetos.

Además de dos salones alternos con capacidad hasta para dos mil personas cada uno, mismos que se pueden subdividir hasta en 16 breakouts para actividades simultáneas, para 200 personas en cada uno.

El centro contará también con un área de Bussines Center de mil 260 metros cuadrados con diferentes salas de juntas corporativas y módulos de oficinas y un vestíbulo general en las tres plantas que permite el libre tránsito de hasta 12 mil personas, entre otros espacios.

El funcionario estatal consideró que esta obra “nos llevará a nuevas dimensiones de retos, pero también oportunidades de negocios, al duplicar la oferta existente en cuanto a recintos para congresos, convenciones, exposiciones y eventos”.

Llamado del gobernador

El propio gobernador del Estado ha llamado a todos los yucatecos a valorar las obras e inversiones que se están realizando y que una obra como el Centro Internacional de Congresos, dará mayor relevancia a Mérida y Yucatán como punto central de nuevas inversiones.

En ese sentido, reconoció el apoyo del gobierno Federal para lograr mantener la buena marcha del Estado y destacó las grandes ventajas que ofrece Yucatán para la inversión, desde la seguridad y paz social, hasta la infraestructura. Además hay toda una cultura y tradición artesanal en donde laboran cerca de 50 mil mujeres de la entidad.

Esta obra será la más importante de otras tantas más que ya están en marcha, entre ellas el palacio de la música y el nuevo Centro Materno Infantil entre otros.

La intención del gobierno del Estado es mover y dinamizar la economía y una forma de contribuir es haciendo bastantes obras y todas ellas, necesarias, producto de la demanda no del “relumbrón”, se aclaró.

De lograrse los pronósticos, tiempos, inversión y demás de esa relevante obra, será en el segundo semestre del 2017 cuando abra sus puertas y entre en operación.

Será un sitio digno de una metrópoli como es Mérida y un estado creciente y dinámico como Yucatán se aseguró.

Volver a página anterior