Observar el eclipse de manera directa puede ocasionar ceguera permanente, puesto que el aumento de la temperatura daña la retina, advirtieron la Secretaría de Salud y la Comisión Federal contra Riesgos Sanitarios (Cofepris).

Este lunes habrá un eclipse solar que se podrá ver en México parcialmente, sobre todo en los estados que se encuentran cercanos a la frontera norte, como Baja California, Sonora, Chihuahua, Coahuila, Nuevo León y Tamaulipas, donde la luna cubrirá entre 50% y 60% de la superficie solar.

Ante esto, María Guadalupe Colaf Calvere, médico adscrita al Servicio de Oftalmología y Retinóloga del Hospital Juárez de México, alertó que el eclipse no se puede ver con gafas oscuras, telescopios, binoculares, radiografías o películas veladas, debido a que se corre el riesgo de daño ocular irreversible.

La forma más segura de observarlo, dijo, es a través de la televisión o internet, o con el uso de un filtro solar especial llamado “lentes para eclipse“, que sólo se pueden adquirir con un distribuidor acreditado de filtros y visores solares de la Sociedad Astronómica Americana. También se puede usar un filtro de soldador con graduación 14.

Quienes deseen videograbar este fenómeno natural deben usar filtros especiales para cámaras y celulares. Si no se cuenta con esos aditamentos, la doctora Colaf Calvare recomendó dejar el equipo videograbando solo, porque el incremento de temperatura que se produce durante el eclipse alcanza los tejidos retinianos, aún cuando se observe a través de lentes de celulares o cámaras.

La especialista hizo un llamado a los padres de familia a cuidar que sus hijos eviten ver directamente el fenómeno.

“Ver directamente este acontecimiento sin protección ocular adecuada ocasiona retinopatía solar, es decir, daño en la capa más sensible central de la retina“, dijo.

Volver a página anterior