¿Cuánto gastar en la decoración de tu nueva casa?

¿Cuánto gastar en la decoración de tu nueva casa?

Una de las partes más emocionantes de una casa nueva es cómo vas a decorar y arreglarla para que refleje tu estilo y responda a tus necesidades. Pero no podemos empezar a escoger acabados del baño o muebles de cocina sin entender cuánto vamos a gastar en esta etapa de convertirse en dueño.

De hecho, un gravísimo error en el proceso de compra de una propiedad es no tener cierta claridad del costo que implicará arreglarla, si es una propiedad usada, o terminarla, si es nueva y te la entregarán en obra gris, por ejemplo.

Aquí algunas respuestas a preguntas que todos tenemos en cuanto a la decoración, el interiorismo y sus costos.

¿Hay una relación entre el valor de mi propiedad y lo que quiero invertir en decoración?

No. No porque tu propiedad valga un millón de pesos solo debes gastar una cantidad estipulada en interiores. Pero sí hay una relación entre la localización de la propiedad y el gasto, sobre todo cuando la propiedad es para rentarla o venderla después.

Si compras un departamento de un millón de pesos y le quieres invertir un millón de pesos en mármoles, lámparas de diseño y una cocina alemana porque vas a vivir ahí y tienes el dinero, adelante, ¡disfrútalo! Si tu visión es la de inversionista, entonces, “piensa en la zona en la que estás y el público a quien puedes vender o rentar el departamento después”, dice Etel Garcidueñas, arquitecta y socia del despacho PAE Interiores.

Si el inmueble está en una zona residencial de nivel medio alto, es posible que sí te paguen un extra en la renta por tener ciertos acabados, muebles, baños y cocina, pero no olvides que al final la renta está relacionada por el mercado y la zona, no por el contenido e interiorismo de la propiedad.

¿Un buen diseño de interiores no ayuda a mi propiedad?

Sí, sobre todo si tú vivirás en ella y lo que estás haciendo es construir el hogar que quieres. En el caso de que seas inversionista, también ayuda a subir en un porcentaje la renta, pero quizá no lo suficiente para pagar mármoles italianos, explica Etel.

¿Entonces cuánto debo contemplar para decorar?

Si va a ser tu casa, el límite será tu presupuesto y capacidad de pago. Para que te des una idea, en el mercado existen, por ejemplo, WC suizos que cuestan 150,000 pesos sin incluir los costos de instalación.

Según Alexandra Villamizar, gerente de Hausnatur, empresa de remodelación total o parcial para la mejora de espacios, un proyecto sencillo para un departamento en la colonia Narvarte en la Ciudad de México de unos 70 metros cuadrados puede costar 100,000 pesos si se utilizan materiales de importación, y puede bajar el costo a 60,000 pesos si se utilizan materiales nacionales.

Un cálculo que tienen en Hausnatur que puede ayudarte a tener un panorama más claro de cuánto vas a necesitar es que aproximadamente podrás gastar 30,000 pesos por habitación dentro de la propiedad.

No puedo pagar toda la remodelación de una sola vez, ¿qué hago?

Ve cuarto por cuarto y empieza por los puntos focales de la propiedad, recomiendan Alexandra y Etel. Lo primero sería arreglar baños y cocina. Esto aplica si vas a vivir la propiedad o si la adquiriste como inversión. Estos dos espacios son también los más caros, dice Etel, por lo que es importante que entiendas que, después de ellos, el resto de las habitaciones serán un poco más económicas. Y por esto -añade-, es muy importante que cuando estás en el proceso de buscar propiedad te fijes mucho en la cocina y los baños.

¿Cómo me cobran los proyectos de interiorismo?

Hay dos formas, dice Alexandra, ya sea por las horas hombre que implica el proyecto o un porcentaje que normalmente va de 3 a 5% de la obra.

¿Qué hago entonces para iniciar mi proyecto?

La recomendación de Alexandra de Hausnatur es que tengas claro la cantidad de dinero que tienes disponible para iniciar tu proyecto, que sepas qué es lo que quieres y cómo lo quieres.

Recuerda que puedes empezar una o dos habitaciones y dejar el proyecto hasta que vuelvas a reunir el dinero para renovar otro espacio. Parte de lo que hacen las arquitectas y decoradoras es que adaptan el proyecto a tu capacidad financiera y tus necesidades, dice Etel.

Los 7 secretos para que tu casa esté siempre limpia y ordenada

Los 7 secretos para que tu casa esté siempre limpia y ordenada

No te susurraremos los consejos que te hemos preparado pero sí te describiremos uno por uno para que ya no sufras porque en tu casa lo único que siempre está presente es el desorden y la nula limpieza; y es que si algo es importante en el día a día, es sin duda tener un hogar con una apariencia impecable.

Recuerda que el decorado no lo es todo; sin importar el diseño de la casa o el estilo de los muebles, una casa limpia es un lugar al que siempre provoca volver, ya seas el residente y lo anheles después de una jornada de trabajo o estudio, o bien un visitante que guarda muy buenos recuerdos de la casa a la que ha acudido.

Por otro lado, no nos hace bien,ni a nuestro cuerpo ni a nuestra mente, habitar en un espacio lleno de suciedad, o completamente caótico, pese a que muchas veces, la velocidad de la rutina no nos permita tener siempre la casa como nos gustaría.

Dicho esto, ¿nos acompañas a descubrir los secretos?

Secreto #1: Disminuir la cantidad de objetos sueltos

Desde la revista del momento, hasta nuestros zapatos, llaves, cargadores de celular, y demás, son elementos que usamos a diario, pero que pueden causar que, cualquier espacio donde se ubiquen, y que no sea su lugar designado, se vea mucho más descuidado de lo que en realidad está.

Por fortuna es fácil guardarlos en algún cajón, meterlos a una cesta, o colocarles un espacio en específico en cada habitación, de esta forma, se logra mantener un aspecto más pulcro y fácil al momento de limpiar.

Secreto #2: No dejes para mañana lo que puedes hacer hoy

Este dicho aplica en muchos aspectos, y en la decoración no podía ser la excepción, pues el posponer el orden y la limpieza trae consigo un cúmulo de cosas que se consolidan en un desorden mayor, del cual tardarás más de un día en aniquilar.

Para que esto no te pase, antes de irte a dormir o inmediatamente después de terminar una actividad, ordena lo que pudiste mover de lugar, es decir, asegúrate de que tengas todo bajo control y como corresponde: guardar libros, periódicos o revistas luego de leerlos, limpiar las mesas de todos los artículos que pudiste colocar en ellas, guardar envases y botellas al terminar de utilizarlos, incluso acomoda cojines y almohadas que pudiste desordenar en tu siesta.

Secreto #3: Limpieza permanente en el baño

La limpieza del baño puede ser una tarea que te quite muchísimo tiempo, más aún si postergas dicha actividad, y es que muchas veces nos rehusamos a limpiarlo entre semana y dejamos la tarea para los fines de semana, aspecto que nos hace despreciar aún más el momento de limpieza, puesto que nuestros días de descanso se transforman en tiempo limpiando el baño.

Sin embargo, si apelas por el secreto de la continuidad y frecuencia, y te ocupas de darle a tu baño una limpieza más rápida, te darás cuenta de que la gran limpieza semanal es también mucho más rápida e incluso deja de ser necesaria cuando en la semana se procuró.

Secreto #4: Lo básico (hacer la cama, abrir las ventana)

No te llevará más de un minuto y te aseguramos generas un gran cambio en tu dormitorio, y es que aunque a primera hora del día, hacer la cama es una tarea que parece simple y que se puede realizar rápidamente, no todo el mundo tiene tantas ganas de comenzar el orden tan temprano.

En cuanto al hecho de abrir las ventanas desde que despertamos, pese a que muchas veces da pereza o se toma como una pérdida de tiempo, este acto además de beneficiarte en la salud, al renovar el aire del espacio, ayuda a prevenir olores y humedad dentro de la habitación.

La clave está en intentarlo los primeros días y crear un hábito, luego terminarás haciéndolo de manera automática.

Secreto #5: Dejar de ver tediosa la tarea de lavar los platos

Si hay algún punto de la limpieza diaria que todos odiamos es el hecho de lavar los platos, pero tristemente nuestro truco no consiste en desaparecer dicha actividad, pero sí en no dejarlos acumularse demasiado tiempo, especialmente durante las noches, pues de hacerlo pasarán mínimo 8 horas sin tocarse, y los restos de comida causarán mal olor, además que se adherirán a la vajilla de una manera sorprendente.

Como truco extra, si es que de verdad te es imposible lavarlos al instante, rocíalos con suficiente agua, así de algún modo los preparas para un posterior lavado profundo.

Secreto #6: Nunca sobran los cestos de ropa

Colocar un cesto para la ropa sucia en cada habitación es ideal para evitar la común manía de acumular ropa en la silla, sobre el sofá, o en el piso, tanto de la recámara como del guardarropa y hasta del cuarto de baño. Así que no tengas miedo de tener uno en cada habitación que lo necesite.

Otro truco muy importante en cuanto a mantener la batalla ganada contra la ropa sucia es crear el hábito de lavarla como mínimo, una vez a la semana.

Secreto #7: Arma un calendario con las tareas de limpieza

Como ya dijimos anteriormente, es común que te tomes un día para hacerle frente a todo el desorden de tu casa, como si se tratara de una maratón para el cual necesitas mentalizarte y prepararte con antelación, y es muy probable que esta alternativa te funcionara hasta ahora, pero también existe otra posibilidad.

En lugar de dedicarle todo un día, divide en la semana este tedioso trabajo en tareas de algunos minutos; de este modo no tendrás que preocuparte por sacrificar un día o un fin de semana completo. Barrer la casa los lunes, limpiar la regadera los martes, cortar el pasto el sábado, y así continuar, hasta que el trabajo diario te haga olvidar la limpieza eterna de un día.

¿Qué hacer durante las primeras 24 horas en una nueva casa?

Por fin te mudaste a un nuevo lugar para vivir, las primeras horas dentro de la vivienda son vitales porque pueden hacer una diferencia entre la adaptación, comodidad y establecimiento de los primeros meses. Así que, considera esta pequeña guía para llevarte de la mano y que sepas cómo actuar frente a tu nueva casa.

Documenta todo lo que puedas
Seguramente antes de mudarte acudiste a ver la vivienda y te fijaste de su estado (mantenimiento). Ahora que la habitarás es importante que revises si hay algún desperfecto. Una buena idea es tomar fotografías y hacer una lista con posibles detalles para luego, hacerlos llegar al dueño o administrador.

Nuevos y limpios inicios
Muchas veces las viviendas son limpiadas antes de que un inquilino ingrese en ella. Aunque esto haya sido así en tu nueva casa, no está demás que tú des los toques finales para tener espacios relucientes donde te sentirás más cómodo de poner muebles y comenzar a decorar. Trata de desinfectar superficies de tu baño y cocina, así como las perillas de las puertas.

Junta tus muebles por ubicación
Si tienes todos los muebles amontonados en el espacio que ocupa la sala de estar, comienza moviéndolos hacia sus respectivas habitaciones aunque todavía no los desempaques o acomodes como quisieras. Esto te ayudará a tener más lugar en la estancia y menos desorden.

Acomoda y tiende tu cama
Aunque no parezca importante o primordial, lo es. Tu cama será quién te reciba luego de un día lleno de estrés y cansancio por las labores de instalación en tu nuevo hogar. No tendrás otro espacio vacío o montado para descansar.

Saca y acomoda los artículos de uso diario
Hay algunas cosas que simplemente necesitas todos los días y no pueden esperar a ser desempacados. Desde artículos de cuidado personal y algunos otros de cocina.

Si te encuentras vecinos, preséntate
No necesitas preparar galletas y tocar a la puerta de quienes compartirán contigo un edificio o la colonia, basta con una buena actitud y amabilidad para hacer tus primeros contactos con vecinos que te encuentres camino a la mudanza. Este factor creará en ti la primera buena impresión.

No martillarás ni aspirarás de noche
Quizá quieres trabajar día y noche para quedar perfectamente instalado lo más rápido posible pero, considera que clavar cuadros, repisas o pasar la aspiradora durante la noche no es la mejor idea. Mejor espera a que sea de día para realizar esas tareas. Ponte en el lugar de tus vecinos y piensa que es mejor comenzar con el pie derecho frente a ellos.

¿Te sobra tiempo? Comienza a instalar la habitación de tu preferencia
Elige un espacio y trata de “completar” tanto como puedas. Desempaca cajas y comienza a darte una idea sobre la decoración de esa habitación. Esta acción es un punto de partida para que sepas qué hacer con los demás espacios. Asigna un orden al acomodo, no mueras en el intento y, disfruta de esta etapa en una vivienda nueva.

Guía para colocar tus cenefas decorativas

Guía para colocar tus cenefas decorativas

Si tus paredes tienen un solo color y no te atreves a pintarlas para darle un nuevo look, te recomendamos instalar cenefas, hay tonos, texturas y diseños especiales para cada tipo de habitación. ¿Te animas? Toma nota de lo que necesitas y cómo hacerlo.

Antes de comenzar recuerda que las cenefas deben colocarse en paredes totalmente lisas, de lo contrario no podrán adherirse adecuadamente.

Pasos previos

• Protege los pisos y muebles con para evitar que se ensucien.

• Cubre las orillas de ventanas y puertas con cinta azul de baja adherencia.

• Preparar los complementos necesarios como rodillo o brocha y charola.

Para la colocación

• Traza de manera horizontal, con lápiz y regla, el muro donde colocarás la cenefa. Lo ideal es hacerlo a 1.20 m de altura, a partir del piso.

• Enmascarilla esa línea con cinta de baja adherencia para dividir los colores.

• Pinta con rodillo o brocha la parte superior de la pared con el color deseado.

• Después, pinta de color la parte inferior de la pared.

• Espera a que esté perfectamente seco y retira la cinta.

• Por último, pega la cenefa. Ve presionando suavemente con tu mano deslizándola de izquierda a derecha.

Para dar armonía de color en tus espacios utiliza la Fórmula 3C:

• El 60% color más claro en dos o tres muros.

• El 30% color medio en otro muro y muebles.

• El 10% color más oscuro en accesorios decorativos.

Ahora sí, tendrás un espacio lleno de armonía y con un toque personal.

Cómo aplicar colores obscuros en tus paredes

Cómo aplicar colores obscuros en tus paredes

Ocupar colores muy oscuros en el diseño de nuestra casa, muchas veces parece una idea bastante arriesgada pero, si se hace bien, la decoración creada tiene mucho impacto y personalidad. Aunque requiere mucho cuidado ya que si cometes algún error, es muy probable que toda la atmósfera del lugar se vea afectada a tal grado de tener que volver a pintar todas tus paredes de nuevo.

Para que esto no te suceda, te sugerimos tomar nota de estos consejos que te ayudarán a dar una nueva atmósfera en casa, con el mejor estilo. Arriésgate y crea un cambio con estas pinturas obscuras.

La gama de colores es la misma que pudieran tener los tonos pasteles, sólo que con intensidad, aunque si nos enfocamos en tendencias decorativas, los verdes y azules, están en los primeros lugares.

¿En qué habitaciones?

Aunque quisiéramos pintar todos los espacios del hogar con ese tono oscuro hay que ser observadores, pues lo primero que se debe mirar es cuánta entrada de luz hay en cada habitación; las que tienen poca se eliminan de inmediato ya que nos las queremos todavía más sombrías; y así es como quedan disponibles aquellos cuartos que tiene abertura al exterior.

La sala, cocina, comedor y pasillos son los que tienen mayor posibilidad dado su aproximación con el jardín o terraza, incluso se pueden agregar balcones extendidos o enormes ventanales para hacerlas mucho más óptimas.

¿Qué colores contrastan con los obscuros?

Ya que decidiste el color y lugar donde la oscuridad cromática reinará, debes pensar en la composición, es decir en el resto de elementos que estarán conviviendo con tus muros, claro que aquí ya no entra como posibilidad los tonos oscuros pero sí aquellos neutrales o pasteles.

¿Cómo aplicarla?

Debes realizar una mezcla de pintura y solvente, es decir, lo que pondrás en tus muros no es pintura al 100%, así como también necesitas un trabajo previo en tus paredes, de limpieza, lijado o texturizado, de acuerdo al acabado que desees. La técnica elegida para pintar depende mucho del efecto que quieres lograr.

¿Qué objetos y decoración es válida?

Ya está todo pintado y seco, así que es momento de darle la bienvenida a muebles y demás accesorios que llenarán y harán más cálida la habitación, pero, y aquí va nuestro último consejo: toma tu tiempo para determinar qué y como figurará cada objeto pues todo debe ser realizado con algo muy claro en mente, una composición general que sea eficaz y hermosa.

Las opciones más fáciles son apelar por tonos claros y crudos en muebles, textiles de alfombras y cortinas, incluso en eso detalles que pese a su tamaño diminuto crean la diferencia, como pueden ser cojines, lámparas y hasta esos detalles que le dan personalidad a mesas y burós.

Tips para almacenar los adornos navideños

Terminaron las fiestas navideñas y llega el momento de desmontar toda la decoración que colocamos con tanto espero para adornar nuestra casa, aunque no hay que olvidar que mucha gente prefiere hacerlo hasta después del 2 de Febrero.

Cuando llega el mes de diciembre, nos invade la alegría por la instalación del arbolito de Navidad y todos sus adornos. Sin embargo, cuando las fiestas llegan a su fin, no tenemos el mismo entusiasmo para desarmar, recoger y guardar toda la decoración, lo cual comúnmente lo hacemos de mala gana y cuando llega la siguiente temporada navideña nos encontramos adornos rotos o maltratados porque no se almacenaron adecuadamente.

Por todo esto, te vamos a presentar algunos trucos para realizar este proceso de la mejor manera para no perder tiempo y dinero en piezas que resulten dañadas.

Para evitar el deterioro de los adornos de Navidad utiliza cajas de plástico o de madera para guardarlos. Son más resistentes que el cartón y puedes apilarlas o ponerlas debajo de las camas sin preocuparte por la humedad o que se deformen con el peso.

Para mantener un mejor orden te sugerimos rotular cada una de las cajas para especificar el contenido. Es mejor si los adornos se clasifican por caja: lo eléctrico en una, lo electrónico en otra, la porcelana por separado, cristal en otra, etcétera.

Un buen consejo: antes de almacenar los artículos navideños haz un inventario de todo lo que tienes y etiqueta las cajas para que en la próxima Navidad sea fácil ubicarlas.

Reserva en casa un lugar especial para almacenar las cajas. Trata de que el sitio sea fresco y seco para que de esta manera los adornos se conserven en buen estado.

Ten cuidado con las temperaturas, recuerda que el calor o la humedad en exceso pueden afectar las texturas, colores y cualquier otro componente de tu decoración navideña. Tómate tu tiempo para asegurarte de que todos los artículos estén limpios y secos antes de almacenarlos.

Consejos para almacenar la decoración navideña

1.- Quitar el árbol de Navidad. Montar el árbol es una tarea muy entretenida para toda la familia, sobre todo para los pequeños de la casa. Pero desmontarlo y guardar cada cosa en su sitio nunca resulta tan divertido.

Quítalo y retira todos los adornos con la misma ilusión que lo pusiste, verás que todo es más fácil.

Si es artificial procura guardar todas las ramas de acuerdo a sus diferentes secciones. Hay tiendas que venden cajas especiales para guardar arbolitos de Navidad que tienen este tipo de divisiones contempladas.

Antes de guardarlo procura dar una pasada con la secadora de cabello en las ramas para quitar el polvo que se pueda haber acumulado.

2.- Utiliza contenedores de plástico transparente, son perfectos porque es posible ver el contenido. Además, el plástico ayuda a proteger los objetos de la humedad. Al momento de apilar las cajas asegúrate de colocar las de mayor peso y tamaño debajo y las más pequeñas arriba.

3.- Procura guardar las esferas en sus empaques originales o utiliza pequeñas cajas como las de zapatos. También puedes recurrir a las cajas de plástico rígido

4.- Ten cuidado con las series de luces porque es la parte más delicada de la decoración navideña, por ello debemos conservarlas bien. Lo ideal es hacerlo en sus empaques originales o enrollarlas alrededor de un tubo de papel para que no se enreden. Prueba las luces antes de empaquetarlas. Enchúfalas y reemplaza de una vez los foquitos que estén fundidos.

No amontones las series de luces ni guardes demasiadas en la misma caja, ya que las del fondo podrían dañarse. Las luces se enredan fácilmente, por lo que conviene empaquetar cada tira por separado.

Un sencillo truco para guardarlas es enredar las series en trozos de cartón. Sujeta el principio y el final de cada juego de luces con cinta adhesiva, para que no se vuelvan a desenredar al guardarlas. De esta forma evitarás encontrarte con un maraña de cables cuando quieras volver a utilizarlas y a la vez evitarás que se estropeen y dejen de funcionar por no haberlas almacenado correctamente.

Una opción más es guardarlas enrollándolas en una lata de conserva vacía, evitando así los enredos. ¿Muy ingenioso verdad?

5.- Los objetos del Nacimiento. Ten cuidado con todas las figuras y el Misterio, para almacenarlas lo mejor es utilizar bolsas de burbujas o papel encerado para que queden aislados y no haya accidentes. Utiliza una caja especial para todos estos objetos y márcala para tener cuidado en su manejo.

6.- Los arcos hechos de cintas con alambre se pueden doblar y volver a abrir al año siguiente. Las serpentinas y guirnaldas con alambre se pueden enrollar. No es necesario doblarlas a menos que necesites ahorrar espacio.

7.- No aplastes las coronas, puedes apilarlas en las cajas más grandes, para que no se maltraten es necesario envolver cada una con plástico de burbujas.

8.- Envuelve los adornos adecuadamente, de preferencia de manera individual en papel o plástico de burbujas. Dado que la mayoría de los adornos son ligeros, se pueden almacenar en cajas grandes. Si se conserva el embalaje original de los adornos es mejor meterlos en él antes de colocarlos en la caja.

9.- Protege la decoración navideña de la humedad. Si vives en un clima húmedo puede no ser suficiente con utilizar recipientes de plástico. Coloca bolsitas de gel de sílice en cada caja para evitar los daños causados por la humedad. En caso de no encontrar a la venta bolsitas individuales puedes envolver unas cucharaditas de gel de sílica en papel de seda blanco y cerrándolo bien con cinta adhesiva. Coloca varias bolsitas en las cajas.

10.- Marca las cajas para identificarlas. Coloca alguna etiqueta o marca a todas las cajas que contengan adornos de Navidad para poder identificarlas fácilmente el próximo año aunque estén almacenadas junto a otras cajas que no tengan nada que ver con ese tema.

11.- Tira lo que sobre. Algunas personas tienen tendencia a guardar todo tipo de objetos por si le encuentran algún uso más tarde, pero no vale la pena malgastar espacio en almacenar adornos que sabemos que no vamos a volver a utilizar (a menos, por supuesto, que tenga algún significado sentimental).

12.- Si tienes juegos de baño, toallas, manteles y demás blancos navideños, procura lavarlos o mandarlos a la tintorería antes de guardarlos, ya que las manchas se pueden quedar marcadas si las dejas durante todo el año.

13.- Finalmente, no olvides reciclar tu árbol de Navidad. Como cada año, las delegaciones del Distrito Federal aplicarán programas de recolección de árboles navideños naturales para evitar que sean arrojados a la vía pública. El programa se desarrollará en diversos puntos de la Ciudad de México y comúnmente los árboles se intercambian por composta o alguna planta que puedes sembrar en tu casa.

Volver a página anterior